Cuaderno de Navidad de Meninheira

1366_2000

Os propongo este precioso Cuaderno Navideño de Educativos Meninheira que seguro que os da muchas ideas para que los niños disfruten aprendiendo.

Rellenando este cuaderno podéis guardar un hermoso recuerdo de las fiestas de este año, además de permitiros proponer a los niños muchas actividades interesantes y pensadas especialmente para ellos.

En el Cuaderno Navideño de Educativos Meninheira, que, por otro lado, cuesta solo 4.84 euros, encontraréis un diario de vacaciones, muchísimas sugerencias de manualidades, plantillas para tarjetas y adornos, historias sobre los más habituales símbolos navideños, una agenda y otras muchas propuestas que seguro que harán las delicias de los pequeños. Os lo recomiendo, a mi me ha encantado.

Hay versión en castellano y en catalán.

https://www.etsy.com/es/shop/Educativosmeninheira

 

El cuaderno de Navidad para niños representa no sólo una fantástica herramienta para practicar la lectoescritura, la composición, etc. de una forma diferente, divertida, si no que además convierte estas fechas en un recuerdo maravilloso al que volver con el pasar de los años.

♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥
ÍNDICE DE CONTENIDOS DEL ARCHIVO:
♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

♥ Ideas para llenar el cuaderno con más materiales ajenos al imprimible.
♥ Sugerencias de manualidades para hacer estos días.
♥ Calendario de adviento para hacer en papel.

♥ Las hojas del cuaderno son las siguientes:
1- Diario de vacaciones
2- Impresos de listas
3- Historia de las postales de Navidad
4- Historia de la flor de Pascua
5- Agenda de direcciones para apuntar a quien enviar las postales navideñas
6-Historia del árbol de Navidad
7- Simbología de la decoración más típica del abeto navideño
8- Listado de los adornos del árbol
9- Recetas de Navidad originarias de…
10- Recetas de familia
11- Historias familiares de Navidad
12- Nuestras tradiciones familiares
13-Lista de cosas para hacer
14-Lo que más me gusta de la Navidad
15-Libros para leer en Navidad
16- Películas para ver en Navidad
17- Plantillas de páginas
18- Esta Navidad la he pasado con…
19- Firmas y dedicatorias
20- Calendario-Agenda
21- Dibujos para recortar y pega:
22 – Actividades Manuales: Plantilla para elaborar tarjetas
23- Actividades Manuales: Plantilla para hacer unas bolas de adorno
24- Actividades Manuales: Plantilla para realizar un abeto de Navidad
25- Actividades Manuales: Plantilla para realizar un angelito navideño
26- Actividades Manuales: Plantilla para realizar un muñeco de nieve
27- Actividades Manuales: Plantilla para realizar un hombrecito de gengibre
28- Actividades Manuales: Flor de pascua
29- Actividades Manuales: Calendario de adviento

En total, más de 40 páginas distintas con información para elaborar tu cuaderno de Navidad que irá creciendo año tras año convirtiéndose en un bonito recuerdo familiar.

Las dos claves fundamentales de un aprendizaje feliz y natural

Claves del aprendizaje feliz y natural

El aprendizaje debería ser una experiencia gozosa, placentera, feliz. Y hoy voy a daros las dos claves fundamentales para un aprendizaje feliz y natural, que será, lógicamente, coherente con las necesidades naturales, evolutivas y personales de cada niño.

Si observas a un niño pequeño o a un bebé te das cuenta del gran disfrute que supone para él el descubrir cosas nuevas, lograr objetivos o comprende algo. El aprender felices es algo que podríamos considerar un derecho de los niños y además, un elemento evolutivo que hace que nuestra especie, precisamente, haga del aprendizaje su mayor baza para el éxito evolutivo.

No significa eso que, sobre todo cuando los niños crezcan o en nosotros mismos, los adultos, no tenga unido al gozo el esfuerzo, el tesón y la dificultad, me gustaría aclararlo, aunque, la verdad, si hablamos de niños menores de seis años, sobra decir que todos deberían estar aprendiendo felices. Pero ¿cómo podemos ayudarles en esto?

La respuesta resumida sería no interfiriendo ni dañando su capacidad para un feliz aprendizaje con metas, herramientas, procesos y contenidos que no sean adecuados para ellos. Cuando un niño no esté disfrutando es que estamos haciendo algo mal y deberíamos analizar nuestra intervención. Veamos ahora esas dos claves fundamentales para un aprendizaje feliz y natural.

Hacer: la primera clave del aprendizaje feliz y natural

Los seres humanos aprenden, de manera natural, en cualquier cultura, por su propia naturaleza como especie, de dos formas: mediante la acción y mediante la conversación. Como los hombres prehistóricos aprendieron antes de la escritura, tallando piedras, interactuando con la naturaleza, observando e imitando y, finalmente, reuniéndose en torno al fuego para hablar, contar historias y compartir experiencias.

Los niños tienen que tocar las cosas. Hacerlas las veces que necesiten para llegar a hacerlas de manera que consideren satisfactoria para su objetivo, esa experiencia es indispensable para que se construya un proceso de aprendizaje real y significativo que además, pone las bases para un correcto aprendizaje a lo largo de la vida. Tendrían además de tener experiencias sensoriales variadas, con una intervención adulta expectante más que activa excepto cuando el niño solicitara ayuda o estuviera en riesgo.

Tendríamos, además, que procurarles las experiencias más cercanas posibles a los elementos y medio natural. Eso puede ser complicado para los que vivimos en una ciudad especialmente, pero siempre nos queda buscar alternativas: salidas al campo, visitas a parques que sean parques de verdad, usar los parques infantiles para permitir que los niños hagan ejercicios de motricidad gruesa libremente y no temer la tierra, el barro, el agua y la lluvia.

Incluso en casa es posible observar el placer del niño al ver el agua correr, su diversión chapoteando en el baño y darle arena o harina para que toquen con sus manos. Con las medidas lógicas de atención a su seguridad vamos a poder dejarles escalar y saltar en casa o en la calle, pisar los charcos y subirse a los árboles, correr y jugar sin marcar reglas ni temas. Los niños usan el juego, como veremos más adelante, como la principal herramienta para construir sus aprendizajes.

Disponemos además, de toda clase de materiales artificiales de los que podemos sacar excelente provecho. El niño va a disfrutar del modelado y el dibujo, especialmente si no intervenimos marcando temas y ritmos o encorsetando su creatividad. Necesitan experimentar sin juicios. ¿No habéis visto esos niños pequeños que dejan de querer pintar porque se les está señalando que no lo hacen bien o no usan los colores adecuados o se salen de las líneas? Hay que confiar más en ellos y en su propio proceso personal y dejarles experimentar con sus manos. Hacer, como si fueran a tallar piedra algún día.

Hablar, la segunda clave del aprendizaje feliz

La segunda manera, como mencioné anteriormente, para un aprendizaje feliz, es la expresión oral en todas sus facetas. La importancia de la comunicación oral con los bebés no deja de ser afirmada por los especialistas, sin quitar por ello valor a sus necesidades comunicación táctil, del contacto físico, que están programados para pedir pues les hace sentir seguros y amados.

Pero hablarle a los niños, mirándoles, explicándoles lo que vamos haciendo y contándoles cosas, es importantísimo para que ellos mismos adquieran el lenguaje. Sin embargo, una vez saben hablar, esta necesidad sigue estando allí y es a través del lenguaje hablado como van a asimilar conceptos y comprender mejor su entorno.

Cuando van creciendo es muy importante seguir contándoles cuentos, cantando con ellos y, sencillamente, hablando con ellos en un proceso bidireccional. Claro que si vamos a explicar algo, me refiero al aula, es necesario un cierto silencio y atención, pero siempre deberíamos diseñar los aprendizajes de manera que sean conversacionales, proporcionando al niño la posibilidad de preguntar, dar su opinión, expresarse e interrumpir si lo necesitan.

No basta con que escuchen, hay que mantener conversaciones abiertas con ellos. Y tendríamos siempre que tener en cuenta que la verdadera comunicación es un proceso libre y volitivo, que no puede forzarse y no debe impedirse, y que, para que funcione, tiene que basarse en el respeto, la confianza y la escucha activa. Un niño que teme ser regañado, juzgado o que se burlen de él no podrá comunicarse de manera eficiente.

Los propios niños nos van a asombrar con su deseo asombroso de saber. Nos lo van a preguntar todo, continuamente, queriendo saber la razón de las cosas que les rodean. Esta insistencia en la pregunta nos da una clave segura de como ellos necesitan aprender, y es dejándose llevar por su curiosidad natural y hablando con nosotros.

Hablar y hacer son las dos claves para un aprendizaje feliz y natural desde la primera infancia.

Mireia Long

Si te ha gustado este texto te lo puedes descargar en un minilibro precioso imprimible en pdf en este enlace:

https://www.dropbox.com/s/mbdcca0dbhpci2u/2-claves-fundamentales-del-aprendizaje-feliz-y-natural.pdf?dl=0

Cuatro consejos que preparan a tu hijo para la vida

 

12077076_10205028052037000_883235198_n

La salud emocional de los niños es hoy un tema que preocupa a los padres y educadores. Los niños tienen, sin duda, gran capacidad para reponerse a las situaciones difíciles, pero también es cierto que lo que de nosotros, los adultos, reciban, va a formar su imagen de ellos mismos y les va a enseñar a relacionarse con el mundo.
¿Podemos hacer algo para ayudarles a crecer emocionalmente sanos y ser más felices? Por supuesto que se puede, y es preparándolos para la vida. Mi respuesta es que los padres y educadores tenemos la clave para la salud emocional de los niños y de su éxito vital en todos los ámbitos y por eso os daremos estos cuatro consejos que prepararán a tus hijos para la vida.

Nosotros somos sus modelos, sus referentes, los espejos donde se miran. Lo que hagamos y digamos va a hacer que ellos se vean de una forma u otra y se valoren por lo que son, no por lo que otros esperen de ellos. La capacidad de fijar sus propios objetivos vitales es una de las cosas más importantes que los padres deberíamos enseñarle a nuestros hijos y para ello, contrariamente a lo que se piensa, es importante bajar nuestra exigencia y cambiarla por mantener altas expectativas y ofrecer apoyo incondicional.

Espera lo mejor de tus hijos

Todos nos equivocamos. Todos actuamos a veces mal. Todos perdemos los nervios y la serenidad. Todos somos humanos. Nuestros hijos también lo son y lógicamente, van a errar. Pero cada error que comentan no significa que están condenados a repetirlo sino que pueden aprender de ello. Por eso es indispensable que les transmitamos nuestra confianza en que son buenas personas, capaces de pedir perdón, de enmendar un yerro, de descubrir que las emociones no son ellos ni van a actuar llevados por ellas haciendo daño a los demás. Confianza, es la clave.

Palabras que deberíamos dejar de usar son “siempre” y “nunca” cuando hablemos con ellos de un comportamiento inadecuado. Nadie hace siempre las cosas mal, nadie hace las cosas equivocadas y mucho menos nos decepciona siempre. Si les decimos eso les transmitimos una poderosa creencia sobre ellos mismos y su incapacidad de cambio. Es indispensable cimentar su autoestima.

Cuando a nuestro hijo le transmitimos que estamos convencidos de que es una persona válida, buena e inteligente estamos ayudándole a construir su propia voz interior y a tener herramientas para manejarse ahora y en el futuro.

Educa, ni dejes solo al niño ni lo domes

No dejes que el niño se eduque solo, transmítele valores. Tampoco lo domes controlando todo lo que piensa o hace. Deberíamos evitar posturas radicales en ideas sobre la bondad innata o la maldad de los niños. Los niños, que por naturaleza desean vivir en armonía y complacernos, también son humanos y tienen reacciones que pueden perjudicar a otras personas o a ellos mismos.

El papel del adulto educador toma aquí su verdadera dimensión. Ni tiene que domarlos porque de otro modo serían bestias peligrosas y egoístas, ni tiene que dejarlos sin guía ni contención. Educa a tu hijo, es tu papel como padre y adulto.

Nuestro papel como educadores es del de influir en el niño ofreciéndole ejemplo, enseñanza y explicaciones, ayudándole a comprender y expresar lo que siente y descubriéndole el poder de la voluntad personal para encaminar las acciones hacia objetivos personales y también hacia el respeto al otro. Los niños no siempre actúan bien, pero desde luego no lo hacen siempre mal.

Ayúdale a ser feliz

Cuando nuestro hijo esté desarrollando estrategias de comunicación y acciones violentas deberíamos saber detectarlo sin hacerle cargar con sentimientos de culpa pero si reforzando su autoestima, su responsabilidad y siendo esa persona en la que siempre pueden confiar para comprenderse mejor y encontrar apoyo, cariño y refuerzo. Ayúdale a ser feliz y a ser una persona amable, respetuosa, empática y apreciada por los otros, sin ser sumiso por ello.

De verdad que la clave para la resiliencia no es pasarlo mal de niño. No quiero decir que estemos pendientes únicamente de caprichos y diversión en contra de los intereses reales de crecimiento armonioso, sino que hagamos que los niños puedan disfrutar de su infancia dejándoles tiempo para jugar, haciendo con ellos cosas que sean agradables y nos reúnan en situaciones bonitas, permitiéndoles ser niños y por tanto ruidosos, alegres, movidos y espontáneos.

Valora al niño por quien es, no por ser el mejor

Tenemos la idea de que solamente el que llega el primero, el que gana, el que tiene la mejor nota, es el que triunfa. Pero no es cierto y ese concepto es importante transmitírselo a nuestros hijos. La competencia feroz no prepara para la vida, ser el primero no garantiza el triunfo, ni el éxito verdadero, ni mucho menos la capacidad de tener una vida productiva, útil y feliz, pues eso, de verdad, radica en que sepas quien eres y lo que quieres.

Ni en los adultos es cierto eso. Todos hemos experimentado momentos de éxito y grandes fracasos. Y hemos aprendido a levantarnos, a planificar de nuevo, a plantearnos nuevos objetivos y sobre todo, los adultos que nos decimos felices, hemos aprendido a conocernos a nosotros mismos y trabajar para tener la vida que realmente nosotros, no la sociedad ni nuestros padres, deseamos.

Y esa enseñanza merece la pena transmitírsela a nuestros hijos, valorando lo que son, lo que aman, lo que les interesa, lo que les apasiona y lo que quieren aprender nuevo, más que el que ganen en un deporte hoy, o saquen un diez, o sean los que antes o mejor logran algo. El ser el primero, además, será mucho menos útil en su vida que descubrir las estrategias por las que los humanos trabajamos en equipos y cooperamos los unos con los otros para que cualquier proceso o área mejore. Enséñale a pensar de manera crítica y creativa, no le digas lo que tiene que pensar.

Renuncia a ser dueño del destino de tu hijo, acompáñalo, pero no lo fuerces a ser como tú crees que hay que ser. Ten por seguro que va a equivocarse, quizá, como todos hacemos, pero también que tomará decisiones que él vivirá como válidas y no serán las que habrías tomado tú. Es otra persona.

Prepáralo para vivir su propia vida. Es decir, preparar para la vida no es hacer pasar al niño frustraciones forzadas ni presiones para cumplir expectativas externas, sino enseñarle los valores humanos de cooperación, confianza, superación y empatía. Eso si le ayudará a vivir mejor y ser más feliz, ahora y en el futuro.

Mireia Long

Si te ha gustado este artículo puedes descargarlo en un minilibro precioso en pdf en este enlace:

https://www.dropbox.com/s/c51a2y9aj37wxhq/4-consejos-que-preparan-a-tu-hijo-para-la-vida.pdf?dl=0

Los errores más frecuentes sobre los niños de altas capacidades

Si quieres saber más, pincha en la imagen para conocer nuestras propuestas:
cabecera-fb-altas-capacidades-2

Diez falsas creencias sobre la socialización de los niños con altas capacidades

altas-capacidades-cartelitos-varios-3

Descárgate aqui este cartel.

 

 

DIEZ FALSAS CREENCIAS SOBRE LA SOCIALIZACION DE LOS NIÑOS AACC

1.- TODOS LOS NIÑOS CON AACC SON LÍDERES NATURALES

2.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES SON INFELICES

3.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES SERÁN ACOSADOS EN LA ESCUELA

4.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES TIENEN PROBLEMAS PARA HACER AMIGOS

5.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES NECESITAN AMIGOS DE SU MISMA EDAD,

6.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES SE RELACIONAN SOLO CON ADULTOS O NIÑOS MAYORES

7.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES SON TÍMIDOS

8.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES SON TORPES FÍSICAMENTE

9.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES TIENEN FRACASO ESCOLAR.

10- TODOS LOS NIÑOS DE ALTAS CAPACIDADES TRIUNFAN EN LA ESCUELA.

 

Si te ha pasado esto y quieres responder con seguridad, nuestro Curso de Acompañamiento Educativo y Emocional en Altas Capacidades, Superdotación y Talentos, te interesa. Infórmate y apúntate en este enlace:

http://www.pedagogiablanca.net/altas-capacidades/

banner-fb-altas-capacidades-cartel-4