¿Qué es Aprendizaje por proyectos?

BANNER - PBL venta

El Aprendizaje por proyectos es un método centrado en el alumno, que ofrece a los estudiantes la oportunidad de adquirir conocimientos y desarrollar habilidades trabajando en una actividad diseñada para que puedan investigar un tema, recopilar información de manera crítica, analizar datos, cooperar, trabajar en equipo, responder preguntas complejas y presentar sus conclusiones con productos reales.

Las habilidades que se potencian especialmente con el Aprendizaje por proyectos son la capacidad de colaboración, la comunicación, la resolución de conflictos, el pensamiento crítico, el uso de nuevas tecnologías, la presentación de trabajos y conclusiones en público con diferentes soportes, la resolución de problemas y la búsqueda y análisis de información relevante.

En el Aprendizaje por proyectos trabajaremos con pasos detallados y esquemas de propuestas para lograr conseguir organización, coherencia, proyección, disfrute y excelencia, además de lograr resultados en la adquisición de conocimientos más perdurables que con métodos tradicionales al lograr darles sentido.

Un verdadero Aprendizaje por proyectos supone una serie de habilidades y conocimientos del educador que trabajaremos intensamente en nuestro curso y que aprenderemos juntos a realizar con seguridad y competencia.

  • – Comprender y transmitir la importancia y el valor del aprendizaje por proyectos.
  • – Crear eventos introductorios que emocionen e intriguen a los alumnos en un tema.
  • – Plantear preguntas que abran una investigación motivada, apasionada y con sentido.
  • – Analizar el contexto de nuestro centro y la preparación propia y de nuestros alumnos para lograr implementar el Aprendizaje por proyectos con éxito.
  • – Guiar a los alumnos en su investigación de datos y en el trabajo en equipo.
  • – Ayudar a los alumnos a realizar y autoevaluar presentaciones atractivas, reales y rigurosas.

 

Mireia Long

Ejemplo de proyectos: Julio César

hectorjuliocesar

Uno de los aspectos más importantes del Aprendizaje por proyectos es la presentación pública de un producto.  Los productos pueden tener muchísimos formatos: maquetas, experimentos, exposiciones, revistas, blogs, conferencias, debates, radio, audiovisuales… y por supuesto también, represetaciones artísticas. En este caso, mi hijo Héctor, con once años, decidió mostrar al público en un acto de su escuela, su trabajo de ese año sobre Historia de Roma y lo plasmó en la elección de un monólogo de Marco Antonio de la obra de teatro Julio César de Shakespeare. Ved ahora el video.

Espero que los disfrutéis. A mi y a sus abuelos (que son actores profesionales) se nos cae la baba cada vez que lo vemos. Y como conclusión, confiad en los niños, en su capacidad, en que el esfuerzo nace de la pasión y el interés por un tema, y veréis de cuanto son capaces.

Mireia Long

Si queréis saber más sobre como conseguir que el Aprendizaje por proyectos sea un éxito, unéte ahora a nuestro programa.

 

Aspectos fundamentales del Aprendizaje basado en proyectos (PBL)

aprendizajeporproyectos

Trabajar por proyectos es muy atractivo y, desde luego, puede aplicarse a las aulas y al aprendizaje que hagan los niños en su casa, pero no es sencillo. No basta con proponer un trabajo grupal obligatorio. Un proyecto debería ser claramente significativo para los estudiantes y para eso debe cumplir algunos puntos fundamentales.

Los proyectos deben ser vividos por los alumnos como algo que realmente les importe, que tenga significado para ellos, que les interese realizar y que despierte auténticamente su curiosidad. Hacerlo mecanicamente, por obligación o por imposición, sin que brote del impulso interno, no tiene sentido ni añade, realmente, nada que podamos considerar un cambio en el método de aprendizaje. Sería un cambio solo cosmético si no logramos apasionar a los estudiantes.

Además, el trabajo por proyectos debería tener un propósito educativo, sea la adquisición de un conocimiento concreto, sea el desarrollo de herramientas de cooperación o instrumentales. Pero idealmente debería servir para ambos objetivos.

 

 

Fase 1: presentación del reto

Es clave despertar el interés del alumno mediante algo que les enganche, que les haga querer saber más. Es válido un vídeo, un trozo de una película o libro que conozcan, un acontecimiento cercano, o una pregunta para debate. Incluso un capítulo de su serie favorita o unos dibujos animados.  Con eso lograremos que se despierte en  los estudiantes el interés para  llegar a conocer el contenido que queremos proponer.  Lo que no tiene sentido es repartir unas fotocopias de un texto árido que no conecte con sus emociones.

Fase 2: hacer que importe el aprendizaje

Otro punto fundamental para lograr un aprendizaje realmente signficativo es que sea significativo para el alumno. Si no logramos eso estamos perdidos. Lo que no importa no se recuerda y no influye en la vida. Y para que eso sea signficativo es que el niño debe saber que lo que está aprendiendo es necesario, útil, le sirve para algo, le ayuda a manejarse en lo real. Los niños realmente deben sentir eso y, en el caso de los adolescentes, podemos conseguir que vean una utilidad indirecta, pero si solo la enfocamos en sacar el curso o un título el contenido aprendido pierde su valor intrínseco. Emocionando a los alumnos, como vimos en el punto anterior, podremos hacer que sientan que el reto tiene valor, pero eso solo sucede si el reto es libremente asumido.

Fase 3: la pregunta

Una vez hemos despertado el interés de los alumnos y conseguido que se sientan implicados en ese aprendizaje es el momento de ofrecer buena pregunta que resuma el sentido del proyecto, atrapando la curiosidad de los alumnos para que quieran darle respuesta y suponga un desafío. En nuestra pregunta la respuesta no debe estar implicita, sino suponer un verdadero motivo de investigación, un reto a encontrar soluciones. De este modo centramos el proyecto en su contenido y ofrecemos un nuevo punto de apoyo para que los estudiantes entiendan que pretendemos con este trabajo que proponemos y de las posibles actividades que vamos a ofrecerles realizar. Seamos provocativos, y dejemos que tomen las riendas.

Fase 4: capacidad de eleccion

Para mantener a los estudiantes interesados debemos ser capaces de, una vez emocionados con el desafío, permitirles que ejerzan la capacidad de decisión sobre las actividades (que podemos sugerir) o los métodos. Ahora es el momento de que ellos se conviertan en investigadores y en productores de conocimiento. Y en comunicadores.

Entre las posibilidades de investigación vamos a poder usar la biblioteca, medios de comunicación, páginas de internet o encuestas o entrevistas.  El educador toma entonces un papel de guia y consultos, pudiendo ayudar a elegir las fuentes si los alumnos le presentan dudas sobre su veracidad, pero dejándoles la máxima autonomía posible.

La misma presentación de las conclusiones debe ser abierta a que cada equipo las diseñe y no hay que limitarse en absoluto al trabajo escrito, que suele ser habitual en otro tipo de tareas. Cartelería, folletos, página web, presentaciones en powerpoint, videos, representaciones, organización de debates o conferencias orales son algunas de las posibilidades. Pero todo debe ser bienvenido, incluído un monólogo humorístico, siempre que desarrolle el contenido. Cuanto más sientan que se valora su iniciativa y su creatividad mayor impacto tendrá el proyecto y más significativo resultará. Y más aprenderán a largo plazo, pudiendo convertirse en un evento que recuerden  y mayor permanencia de las habilidades desarrolladas mantenga en sus vidas.

Si los alumnos no están acostumbrados a este tipo de actividades tendrán mayor necesidad de que el educador les proponga diferentes métodologías y medios de presentación, pero esto también irán manejándolo con mayor soltura a medida que esta manera de trabajo se implemente en el aula.

Fase 5: trabajo en equipo

La capacidad de trabajar en equipo es una de las habilidades que más pueden desarrollarse con el trabajo por proyectos y es además, sumamente útil si queremos ayudar a que cada estudiante desarrolle sus talentos y habilidades, además de permitirles expresar sus diferentes estilos de aprendizaje y las inteligencias múltiples.

Lo ideal es que los grupos de trabajo no sean demasiado grandes, entre tres y seis alumnos, de manera que todos puedan tener voz en el trabajo. Antes de llegar a los trabajos en proyectos es indispensable haber trabajado con la clase para que existan buenas relaciones y se sientan todos parte de un equipo que avanza hacia objetivos comunes. Si nos encontramos con clases donde se ha premiado la competitividad o no se han evitado situaciones de acoso escolar por muy leve que sea vamos a encontrarnos con enormes dificultades que sería mejor prevenir.

Otro problema que podemos encontrar es que los equipos no estén compensados y sean solo algunos de los alumnos los que realicen las tareas, estando otros inhibidos o desmotivados. El papel del educador es importante, no como vigilante, sino como aglutinador, siendo necesario que se acerque a los grupos y verifique como están trabajando y si la colaboración funciona. Es útil haber trabajado previamente  o hacerlo durante el desarrollo del proyecto aspectos como el uso de calendarios de tareas, organización, planificación de tiempos y haberles ofrecido apoyo para que puedan tener buenas habilidades de exposición oral, de investigación de fuentes y de manejo de medios de presentación tecnológico que serán las bases de todo el proceso que van a desarrollar.

Mireia Long

 

Padres ayudando a padres, el proyecto de nuestra formadora Carmen Fernández

14523179_1002661636511905_1715338335320097017_n

Desde muy joven comenzó a interesarme todo lo relacionado con la salud,el bienestar y el equilibrio físico y mental. Aunque mi vida laboral comenzósiendo optometrista, en 2004 nació mi hijo y mi vida dio un vuelco.

 

Comencé a profundizar en mi autoconocimiento y rescaté esa inquietud mía por comprender al ser humano en toda su extensión, desde dentro hacia fuera, aunando corazón, cuerpo y mente. Todo esto derivó en mi formación como terapeuta en reflexología, aromaterapia, salud natural, terapia de regulación del stress infantil y otras

Especialidades (Thuban Corporation, Método Ángeles Hinojosa, Método SHEC de Maruxa Hernando, Escuela Superior Técnicas Parasanitarias).

 

Posteriormente me formé como Coach especializada en familia e inteligencia emocional

avalada por ICF ( International Coaching Federation) (Escuela Internacional de Coaching y Crianza, y Escuela de Coaching de Familia de Rocío Gómez Sanabria).

 

La necesidad de conocer un nuevo lenguaje para comunicarme me acercó a la Comunicación No Violenta y a su formación continua en CNV y coaching (Instituto de Comunicación No Violenta).

 

Soy formadora de Pedagogía Blanca (Coaching educativo PB) y facilitadora–educadora en Disciplina Positiva para padres y profesores (Certificada por la Positive Discipline Association Americana).

cartel-expertos-pb8-carmen-fernandez-rivas

He podido volver a conectar con esa niña amante de la lectura y soñadora de mundos mágicos gracias a la formación de Lorenzo Hernández Pallares en

Cuentoterapia (Reconocida por la asociación iberoamericana de Cuentoterapeutas) y he tenido la oportunidad de conocer el funcionamiento del cerebro en el aprendizaje infanto-juvenil gracias a formación en Neuroeducación (Madrid Active School).

 

Soy madre de un chaval de 12 años, cuando me pregunta a qué me dedico,  me gusta decirle que ayudo a los adultos a entender a los niños y ayudo a los niños a tener más paciencia con los adultos.

 

Esta soy yo, este es mi bagaje, de esto nace este proyecto, poniendo al servicio de los demás mi formación y experiencias.

 

“Mi sueño ha sido siempre trabajar con los tres integrantes de la comunidad educativa: niños-padres-docentes, por eso mi trabajo es tan apasionante”

 

 

Fundadora de la web

www.padresayudandoapadres.com

bienvenidos_contenido_colores_def

Contacto para clases, actividades extraescolares, charlas o talleres a niños.

Familias o docentes en:

info@padresayudandoapadres.com

Tf 68039726714457292_990795897698479_1192209409248856249_n

Actualmente doy de forma regular clases de yoga, mindfulness e inteligencia emocional a niños e imparto cursos, talleres y conferencias tanto a familias como a docentes de educación positiva y respetuosa.

Carmen Fernández Rivas

 

Si quieres vivir una experiencia como la de Carmen,

http://www.pedagogiablanca.net/unete/

Aulas de aprendizaje creativo

apre

Hoy sabemos que un aula tradicional no es el mejor espacio para fomentar el aprendizaje y mucho menos si hablamos específicamente de un aprendizaje creativo. Sin embargo, diseñar escuelas, aulas y hogares que fomenten estas posibilidades no es algo imposible, ni muy caro, ni complicado. Queremos contaros brevemente que es un Espacio de Aprendizaje Creativo aplicado a la escuela.

Un Espacio de Aprendizaje Creativo, como los que os proponemos en la Pedagogía Blanca debe estar diseñado de manera que promueva y facilite el aprendizaje para eso es indispensable observar y escuchar a los que van a utilizarlo, poniendo en primer lugar sus necesidades e intereses.  Deberá ser flexible y multifuncional, estar bien planificado e incluir nuevas tecnologías.  Además, en su diseño hay que primar el que posibilite el aprendiza cooperativo y sea facilmente utilizable por los niños.

Un aula que formenta el aprendizaje creativo

El diseño del espacio es conveniente realizarlo desde el comienzo, aunque luego incorporemos cambios en la medida que los niños los necesiten. Es indispensable que resulte cómodo, flexible, que disponga de sufiente espacio libre de mobiliario para facilitar el desplazamiento y las tareas que impliquen movimiento. Hay que hacer un estudio adecuado de la luz tanto natural como artificial, para que no moleste sino que ayude.  Además tendrá que dispone de tomas de electricidad, siempre que sea posible, en las zonas donde vayan a necesitarse para evitar el uso de cableado externo. Y ante todo, los materiales deben ser accesibles a los alumnos en todo momento y estar disponible una biblioteca con libros de consulta, novelas, cómics, revistas asi como toda clase de materiales de trabajo manual.

El rinco de soñar sería un espacio indspensable en las aulas creativas de la Pedagogía Blanca, donde, rodeados de pizarras borrables y en un ambiente agradable, con mecedora, tumbona o cojines pudiera el niño recuperar su sentido de la creatividad y reflexionar libremente. Las pautas de uso de ese espacio serían evidentes para todos, debiéndose respetar la necesidad de tranquilidad en ese área, estando especialmente claro que, siendo un laboratorio de la imaginación, la crítica debe esperar a que el proyecto esté listo para ser presentado.

El aula, si es indispensable por la organización del centro delimitarla, debería ser amplia, luminosa, abierta al exterior, con muebles cómodos y posibilidad de transformar la disposición del mobiliario cuando los requerimientos de la clase lo pidan pero siempre permitiendoles acceder a espacios cómodos con sillones, butacas y pantallas. Lo más parecido posible a una casa con cocina, laboratorio, biblioteca, sala de estar y salita de descanso y no a una fábrica.

En el diseño de espacios escolares que fomenten el aprendizaje creativo hay que tener en cuenta tres puntos clave:

– Flexibilidad del espacio.  No pueden ser aulas pensadas paa 30 estudiantes de la misma edad y un solo profesor pensadas para el propósito de verticalizar la información sino que deberían estar diseñados para convertirse o disponer de grandes espacios de usos múltiples y otros más pequeños e íntimos donde trabajar en pequeños grupos o solos.  Deben incluir pantallas y sillones, estanterías, grandes mesas de trabajo común, alfombras y cojines, no solo pupitres y sillas.
– Favorecer el aprendizaje colaborativo y abierto. Por tanto debe ser posible organizar el trabajo en grupos de distinto tamaño con mobiliario flexible y pantallas de separacion móviles. 
Aulas abiertas al mundo. Las aulas deben tener acceso al exterior, grandes ventanales y mantener redes de acceso a internet disponibles.
– Uso de nuevas tecnologías que incluyan pantallas para ver dvd, posibilidad de escuchar CD, acceso a catálogo de biblioteca del centro, ordenadores de uso libre para la realización de búsqueda y presentación de proyectos.

Mireia Long

Ser maestro es ser líder

¡lider

Muchos educadores estamos comprometidos con la innovación y el cambio educativo pero hay que saber siempre que para ser verdaderamente innovador y creativo debemos disfrutar de lo que estamos haciendo y atrevernos a buscar nuevas maneras de hacerlo.

Introducir en el aula nuevas herramientas, utilizar TIC, trabajar con proyectos, permitir el desarrollo del aprendizaje cooperativo y la expresión real de las inteligencias múltiples exige de nosotros un esfuerzo, el de ser conscientes del placer que encontramos en lo que hacemos. De otro modo, aunque usemos métodos y fomentemos destrezas diferentes nos convertimos en meras máquinas que repiten una teoría o una estrategia pedagógica.

Disfrutar de ese reto, vincularnos emocionalmente a él, es fundamental. Nuestra sociedad no fomenta realmente la innovación ni el pensar y hacer diferente. Pero al darnos cuenta de lo importante que es eso para el futuro de nuestros alumnos y traer a las aulas esos cambios, la transformación ha debido ser y es, profunda y personal. Nos hemos convertido en agentes reales del cambio y nos sentimos felices al hacerlo. Nuestra vida se enriquece en todos los aspectos y descubrimos que, nosotros también, estamos adentrándonos en un nuevo mundo donde nos permitimos cuestionar las ideas que nos transmitieron.

Nos enfrentamos a nuevos problemas, damos nuevas soluciones. Creamos e innovamos y eso lo transmitimos con nuestro ejemplo más que con lo que proponemos hacer. Somos líderes verdaderos.

Somos maestros.

Mireia Long

¿Qué es un maestro Pedagogía Blanca?

ea484b29ba_1452460704285

Ser maestro no es simplemente enseñar. Quizá sea la confusión más frecuente con la que nos topamos, pensar que un maestro es exclusivamente la persona que enseña conocimientos y los explica y evalúa. Y es que el aprendizaje no es una acumulación de conocimientos curriculares de manera acumulativa que sea evaluáda de manera cuatitativa. El maestro, para la Pedagogía Blanca, es algo que trasciende esta definición tan parcial: el maestro es la persona que mantiene y aumenta el deseo de aprender del niño.

Si nos dejamos llevar por la idea de que vamos a conseguir que asimilen unos datos nos encontramos con que, el alumno que no lo logra, pierde la motivación y pierde la confianza en sus capacidades, creando indefensión aprendida, sensación de insuficiencia, y, a la larga, mayor desmotivación y fracaso.

Los espacios creativos educativos de la Pedagogía Blanca tienen ese objetivo, ayudar al maestro a realizar con éxito esa función y por tanto deben provocar la acción, ser estimulantes, variados y emocionantes. Debe escucharse al niño, permitirle plantearse sus preguntas y buscar las respuestas, provocando su pasión. No basta con transmitir información para actuar como un maestro completo, hay que dejar al niño y estimularlo para que investigue, construya y actúe.

Al plantear al alumno una pregunta o un proyecto el maestro no debe proporcionar, de primeras, todas las respuesta y esperar que el niño las asimile y reproduzca, sino que es necesario que impulse el deseo de investigación, de búsqueda de respuestas y aliente que se realicen nuevas preguntas. De ese modo no solo se garantiza que se aprendan aquellos conocimientos curriculares, sino que se construya el propio proceso de aprendizaje y el deseo de saber.  Nada mata más el deseo de saber que entregar un tema con contenido cerrado y considerar que el objetivo de aprendizaje es poder hacer un examen que controle lo que no se sabe y menos si el tema está planteado según marca y se escribe en el libro.

El verdadero trabajo de un maestro sería, sobre todo, el de hacer que el deseo de aprnder brote en el niño y aumente. Para lograrlo no basta con explicar contenidos de forma que el niño pueda entenderlos y recordarlos, mucho menos si solo contamos con que la manera de considerar que el aprendizaje de ha producido es que sea capaz de plasmarlos en ejercicios, deberes o exámenes fundamentalmente escritos. Para que el deseo de aprender exista y se mantenga creciente hay que ser capaz de crear espacios y situaciones en las que se favorezca y se desarrolle ese deseo. Lo primero es creer que el niño tiene deseos naturales de aprender y no cortarlos ni controlarlos, sino dejarlos brotar y brillar.

Para conseguir eso los proyectos abiertos son mucho muy útiles y deben abrirse a un aula creativa donde la búsqueda de respuestas y la generación de conocimiento sea lo más plural e intelecturalmente posible, recordando que el hacer, el compartir, el debatir y el enseñar a otros favorece un aprendizaje realmente significativo y duradero. Y ante todo, debe poner su centro en que es más importante el deseo de aprender que el deseo de acumular conocimiento de datos.

Además, el maestro debe conocer bien a sus alumnos para que los proyectos y propuestas que haga sepa que les interesan de verdad y los conozca, también, a nivel comunicativo y emocional, para poder darse cuenta si sus preguntas y planteamientos los han enganchado. De otro modo caeremos en el gran problema que se tiene cuando se plantea trabajar en proyectos, que realmente los niños los realizan mecánicamente, por lo que el deseo sigue muerto, cosa que, si nos enfrentamos a una clase marcada por la metodología tradicional, puede encontrar resistencias al principio.

Otra cuestión importante es que hay que enlentecer el proceso educativo. Ya bastante sobresaturados están los niños con información de fácil acceso como para poner plazos muy exigentes. El deseo de saber necesita maduración y reflexión, no prisas. La idea de la producción rápida debe abandonarse para que el niño pueda conocerse, investigar y analizar antes de cerrar una cuestión.

El maestro debe renunciar a su papel de controlador y transmisor de datos medibles y acompañar al niño, a cada niño, conociéndolo, poniéndose a su lado. No basta con enseñar para que los niños aprendan, sino olvidar la inmediatez de los resultados para tener claro que el objetivo es a largo plazo, que ellos sepan aprender y deseen aprender lo que les apasiona, guiándolos, ayudándoles a acceder al conocimiento.

El niño realmente motivado se siente feliz de haber descubierto cosas por él mismo o con ayuda de su maestro, se vincula con él y se siente orgulloso de sus logros, lo que, a la larga, aumenta su motivación, compromiso, esfuerzo y confianza, que especialmente crecerá si detectamos y alentamos aquellos temas que le apasionan o conseguimos despertar su pasión por aquellos temas que, en principio, no le resultan especialmente atractivos. Si penalizamos sus errores y les damos malas puntuaciones, especialmente si se hacen públicas, lo que sucede ya desde Infantil, convertiremos a un niño lleno de pasión por aprender en un robot de superar exámenes si hay suerte, o en un adolescente que ha perdido la confianza en él mismo.

 Mireia Long

 

http://www.pedagogiablanca.net/unete/

Mamá Descubriéndose, el proyecto de nuestra formadora, Eva Jiménez

eva1

 

Hoy compartimos Mamá Descubriéndose, el proyecto de Eva Jiménez, formadora de la Pedagogía Blanca.

Desde que vi la Pedagogía Blanca la primera vez hace ya 3 años tuve claro que quería hacer esa formación porque sentía que ese era el camino hacia donde quería ir con mis hijas.

La formación ha supuesto para mí una ventana abierta a métodos de los que había oído hablar y no conocía, entenderlos y tener la capacidad objetiva de decidir si comparto o no esos métodos. Los contenidos que se ofrecen en la formación, tanto los vídeos, como las lecturas son de gran calidad. Y se agradece mucho que Mireia, Azucena y Sorina nos abran las puertas de sus vidas explicándonos sus vivencias y experiencias como madres homeschoolers. Todo lo aprendido en el curso me ha removido mucho por dentro, y es que asimilar que hay cosas que se podrían cambiar y mejorar con la voluntad necesaria que a veces no hay… duele. Pero aquí estamos para aportar nuestro granito de arena, para intentar conseguir el cambio en las escuelas y trabajar desde casa con nuestros hijos, desde el AMPA de nuestra escuela, y quién tenga el privilegio de ser maestro, desde su aula. Muchas gracias por todo lo aprendido y me siento orgullosa de estar en esta formación. “

Mi blog: http://mamadescubriendose.blogspot.com.es

EVA JIMÉNEZeva2

¿Te gustaría a ti también dar forma a tu propio proyecto?
Te ayudamos, pero además este año te ayudamos como nunca, porque por primera vez incluimos en nuestra formación un módulo específico de desarrollo profesional con la Pedagogía Blanca. ¿Te lo vas a perder?
Únete ahora a nuestro curso de formadores de Pedagogía Blanca.
Además este año puedes elegir entre dos opciones distintas:
El curso para ser formadora de la PB, o el certificado PB.
http://www.pedagogiablanca.net/unete/

Felicidad y altas capacidades

73c01ca4e1_1473812811059

Las familias que tienen hijos ya detectados con Altas Capacidades y que tiene una larga trayectoria en el sistema escolar terminan convirtiéndose en grandes expertos sobre las teorías, métodos y modelos que ofrece la investigación actualmente sobre esta cuestión pero la llegada a este mundo se produce muchas veces desde el desconocimiento y una cierta preocupación. Nos da miedo que nuestros hijos sufran o que no podamos darles lo que necesitan para desarrollarse plenamente. Y quiero tranquilizaros. Las Altas Capacidades existen y pueden ser fuente de enorme felicidad, placer y, sin duda, con el apoyo y el acompañamiento necesario, pueden ser la base de una vida satisfactoria en la que esos dones se conviertan en talentos y búsqueda de la excelencia (no me refiero a la puramente académica).

Realmente las altas capacidades y el desarrollo del talento son uno de los campos que más investigaciones están aunando en la actualidad. Podéis leer sobre ello en numerosos libros, documentos y revistas especializadas, sin embargo no quiero hablar de erudición o conocimiento profundo de los campos de trabajo de los expertos. Vamos a lo que más os preocupa.

¿Existe un esfuerzo investigativo en Altas Capacidades que hace que este concepto pueda verse desde diferentes perspectivas? Por supuesto que sí. ¿Existen modelos que hacen considerar superado el identificar altas capacidades con un CI determinado? Por supuesto que sí. ¿Existen intentos para que el sistema educativo se adapte a las necesidades de los niños con Altas Capacidades? Ciertamente. ¿Hay que conseguir que mejore la actual detección tan deficitaria? De eso no cabe ninguna duda.  Sin embargo la realidad es esta: sigue habiendo un número mínimo de niños de Altas Capacidades detectados y un número mínimo de adultos que sepan que las tienen. Hay una gran ignorancia en la sociedad y a veces incluso entre los educadores sobre cómo detectar unas posibles Altas Capacidades, sobre cómo ver en un niño la posibilidad de que las tenga y cómo conseguir ayudarle para que esas dotes se desarrollen y se concreten y tengan fruto. Pero además es que incluso si todas las variables anteriores se dan sucede que el tipo de medidas de apoyo que se les ofrece no suelen ser demasiado imaginativas ni creativas por falta de formación específica de los docentes o, sobre todo, por falta de presupuesto y dotación humana de apoyo complementario.

Puesto que sé que este tema nos va a ocupar más de una semana vamos a poder ir viendo cada aspecto de forma más pormenorizada así que hoy me centraré en explicaros cómo podemos los padres hacer una primera detección de un posible caso de Altas Capacidades en la primera infancia.

Generalmente son los padres los primeros que se dan cuenta de que hay algo diferente en el niño, especialmente si han estado antes en contacto con niños o si tienen más hijos. Rara vez, al menos esta es mi experiencia, van desencaminados y siempre, en mi opinión, los profesionales deben escucharlos y atender su inquietud o sus preguntas. Puede ser el primer paso para una llamada de atención y, a partir de ahí, dar paso a los profesionales de la psicología especializados que son quienes, en realidad, tienen las herramientas, experiencia y test para determinar cada caso particular.

Os quiero contar que, además, en muchas ocasiones, si alguno de los padres, especialmente la madre tiene Altas Capacidades alguno de sus hijos las presentará. Aunque lo que sucede más frecuentemente es que después de darse cuenta de que el niño tiene características especiales y se produce una detección efectiva, los padres empiezan a atar cabos y a reconocer cosas de su infancia, y si llegan ellos hacer pruebas es posible que alguno de ellos tenga también Altas Capacidades sin haberlo sabido nunca. Y entienden mejor muchas cosas sobre ellos mismos y sobre su infancia.

Una de las cosas más emocionantes que me ha pasado en mi trabajo fue hablar con una madre que me contaba que no se sentía preparada para acompañar el aprendizaje de sus hijos y que por eso había acudido a los cursos de la Pedagogía Blanca. Consideraba que como no había tenido  la oportunidad de terminar los estudios, había tenido muchos problemas en la escuela y de aprendizaje y no había estudiado, no tenía los conocimientos y habilidades necesarias y eso le preocupaba. Desde luego no era una ignorante pero su trayectoria escolar y personal, y el que  siempre se piense que una mujer muy bella (es modelo y actriz profesional) no es inteligente, tenía dudas.

Entonces empezó a contarme cosas sobre su hija. Una niña precoz y brillante con muchas posibilidades de tener AACC, y al empezar a contar como ella había pasado su infancia y su juventud, como había salido del lugar donde creció y había vivido por todo el mundo teniendo una carrera exitosa como modelo y actriz, sus problemas de aprendizaje… realmente cuando hablabas con ella te dabas cuenta de que era una mujer de intelecto certero, reflexiva, intuitiva, autónoma y con una gran capacidad de recopilar y analizar datos. Era muy inteligente y muy sabia, con una gran humildad y un enorme potencial.

_ “Posiblemente debamos acudir a un especialista para determinar si tu hija tiene Altas Capacidades son que creo que podrías investigar si tú también lo eres.”

Cuando ella era niña no supieron acompañarla, ni descubrirla, no pudo desarrollar todas sus capacidades y desconocía sus talentos, había desarrollado hasta problemas de aprendizaje y esto llegó a afectarle emocionalmente.  Así que el propio descubrimiento de sus hijos le permitió comenzar una nueva manera de verse, trabajar, reconstruirse y sacar todo el enorme potencial que llevaba dentro y que hoy aplica a un proyecto personal de gran valor.

 

Mireia Long

 

Si te interesa saber acompañar mejor a tu hijo de altas capacidades, te interesa nuestro curso.

Infórmate aqui:

http://www.pedagogiablanca.net/altas-capacidades/

 

cabecera-fb-altas-capacidades-2

Capacidades artísticas

img_7851

De forma curiosa resulta que una de las grandes capacidades humanas es la creatividad y, sin embargo, es la más ahogada y – casi – aniquilada de todas.

Nos gusta crear, inventar, encontrar nuevos caminos, explorar de otra forma los viejos…

Y este rasgo importante empieza a expresarse y a desarrollarse, si lo permitimos, desde la primera infancia. A todos los niños les gusta jugar, dibujar, bailar o moverse con cierto ritmo o columpiarse, cantar, recitar, inventar palabras. No hay limites.
Para ello sólo debemos simplemente dejar rienda suelta a la imaginación y al juego y permitir que los niños se expresen a través de lo que llamamos nosotros “arte”.

Dibujar, pintar, escribir, cantar, tocar un instrumento, comentar y conversar, recitar, bailar, hacer distintas manualidades incluso, hacer fotos, ver o hacer películas, escuchar conciertos, ver espectáculos – todas estas actividades forman a un ser humano en crecimiento y desarrollan su gusto estético y cultural, independientemente de lo que hará luego como adulto para ganarse la vida. El error más común que cometemos es pensar que el arte no sirve para nada, que la creatividad no es importante, que “el niño no será artista que estos se mueren de hambre”. Nada más lejos de la realidad. En primer lugar, los artistas no se “mueren de hambre” más que otras personas trabajando en otras profesiones. En segundo lugar, nos olvidamos que ser “artista” es, de hecho, una etapa por la que pasamos todos los seres humanos del planeta, provengamos de donde provengamos. Y en tercer lugar, esta etapa es necesaria como herramienta para el desarrollo posterior de nuestros talentos y habilidades definitivos como adultos.

Por dar un ejemplo muy común: todos los niños garabatean y dibujan de pequeños. Muchos padres se creen que los niños querrán ser pintores o dibujantes; sin embargo, esta etapa de dibujo les ayuda a los niños a perfeccionar su psicomotricidad y a afinar de forma exquisita el uso de las manos, los dedos, los músculos implicados, en definitiva a controlar de forma perfecta su propio cuerpo o partes del mismo.

De esta forma, muchos niños que dibujan de pequeños luego pueden llegar a ser cirujanos, joyeros, dibujantes, decoradores, bailarines, músicos etc. Pero incluso cuando se dedican a otras profesiones de adultos, el dibujo, en su momento, junto a otras actividades, por supuesto, siempre ayudó a dominar eficazmente el propio cuerpo, en concreto, los movimientos de los dedos, las manos, los brazos.

De la misma forma, otras actividades “artísticas” permiten a un niño a ser creativo a la vez que le ayudan a aprender cómo usar su propio cuerpo, cómo ser eficiente en sus proyectos o en sus quehaceres diarios, cómo encontrar soluciones a los problemas o a los conflictos.

Pero veamos por partes en las siguientes semanas cómo reconocer las habilidades con las que nacemos todos los seres humanos. A lo largo de varios artículos hablaremos de cómo apoyar el desarrollo de los talentos artísticos de nuestros hijos o alumnos.

Sorina Oprean