e1ba8cd5cd_1454444119550

Enseñamos a hacer preguntas en Aprendizaje por proyectos

e1ba8cd5cd_1454444119550

Una de las mayores ventajas del “Aprendizaje por proyectos” es que enseña a los estudiantes a hacer preguntas, específicamente, a hacer buenas preguntas. Para hacer una buena pregunta tienes que saber valorar lo que sabes, lo que necesitas saber y el objetivo de tu pregunta.

Para hacer buenas preguntas antes nos tenemos que preguntar a nosotros mismos. He aquí algunos ejemplos que enseñaremos a los estudiantes a hacerse:

Preguntas sobre el tema sobre el que queremos preguntar:
¿Cuál es el problema exacto que estoy enfrentando?, ¿cuál es la historia detrás de esta cuestión?, ¿cómo se ha enfrentado en el pasado este problema o reto?, ¿cuáles fueron los resultados?, ¿qué conocimientos tengo sobre esta cuestión exactamente?, ¿qué tipo de información me ayudará con el problema?, ¿qué palabras clave ayudarán a la persona a la que le pregunto para darme la información que estoy buscando?, ¿cómo podría yo solo encontrar esta información?

Preguntas sobre el propósito de la pregunta que van a hacer:
¿Por qué quiero saber lo que voy a preguntar?, ¿estoy recopilando datos y hechos?, ¿prefiero que me den claramente una opinión sobre este tema?, ¿para qué me sirve la respuesta que busco?, ¿con qué limitaciones llego a esta situación?, ¿qué voy a hacer con la respuesta?

Preguntas sobre preguntas que mejoran el enfoque:
¿Qué quiero saber exactamente?, ¿hay algo que no he entendido y quiero que me aclaren?, ¿busco una aclaración?, ¿quiero que la respuesta profundice en lo dicho anteriormente?, ¿quiero que me contesten con una respuesta breve?, ¿quiero que contesten simplemente sí o no?

Preguntas que nos dicen si la pregunta tienen una intención:
¿Quiero una respuesta que me interesa a mí o es algo que puede ser interesante para el grupo?, ¿con que actitud pregunto?, ¿cómo quiero que me respondan?, ¿estoy buscando un debate o discusión?, ¿de verdad es importante mi pregunta o es algo superficial?, ¿mi pregunta demuestra que el tema me aburre o estoy frustrado?, ¿tengo la intención de respetar a la persona que responde y su discurso o busco una confrontación?

Preguntas sobre la propia manera de preguntar
¿Es clara mi pregunta?, ¿uso el lenguaje y terminología apropiada?, ¿mi pregunta incluye mi opinión y prejuicios o es neutra?, ¿mi pregunta explica claramente lo que quiero saber?, ¿pregunto de manera enfocada?, ¿mezclo cuestiones?, ¿necesitaré hacer más preguntas que tengo planificadas?

Recordemos hacer una buena pregunta es el camino para lograr la información real que estamos buscando. Por tanto, ya que el “Aprendizaje por proyectos” se basa en una pregunta conductora, nosotros mismos, los educadores, debemos dar ejemplo haciéndonos estas preguntas antes de manifestar el reto a los estudiantes.

Mireia Long

Si este tema te interesa y quieres aprender a hacer buenas preguntas y enseñar a los estudiantes a hacerlas, nuestro curso “Aprendizaje por proyectos” es lo que estás buscando.

Comparte este post