Homeschooling: elige ser ecléctico

6b23619b90_1456098229537

Muchas familias cuando desescolarizan se sienten perdidas, llenas de dudas, y buscando un camino que les funcione. Algunas en medio de esta búsqueda descubren una pedagogía o método concretos, lo prueban, le funciona, y se convierten en evangelistas de ese método, ya sea Waldorf, Montessori,  etc, etc. Parece que siguen esas metodologías como si se trataran del gurú que les llevará a la salvación homeschooler si siempre se ciñen a sus propuestas. Es innecesario, diría más, es un error.

Si decidiste educar en casa ¿no era para hacerlo a tu manera de forma que se acomode al ritmo y necesidades de tu hijo? ¿Entonces porqué sigues las directrices de alguien ajeno a vosotros? encima en muchos casos de alguien que está muerto…

¿Qué aconsejamos desde la Pedagogía Blanca? Aprovecha todo lo que sí te aporte y te sirve de cada una de las metodologías y pedagogías que conozcas, siempre respetando el interés y ritmo del niño.

¿El mejor método? El método sin método, el método ecléctico, que consiste en ausencia del mismo. No nos aferramos a nada, no rechazamos nada. Siempre que al niño le interese, nos ayude en nuestra labor de acompañar al crío, y permita que el avance y el disfrute vayan juntos de la mano, nos gusta todo. Usamos todo tipo de materiales, aceptamos propuestas varias,  probamos diversas actividades.

No existe ninguna pedagogía pensada exclusivamente para la individualidad de cada persona, todos somos diferentes, así que vamos a usar lo mejor de cada mundo educativo para crear uno nuevo, el nuestro, en el que todo cabe y todo es adaptable.

Acompaña al niño, adáptate a sus necesidades, y asume que hay muchas y muy diversas formas de aprender todas las cosas. No te cases con nadie, abraza la diversidad y el eclectismo, tu creatividad y la de tus hijos lo agradecerán.

Azucena Caballero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *