la-cuerda

La cuerda

Hoy os voy a dejar una herramienta que a mí me gusta mucho y que uso a menudo: La cuerda.

Con una simple cuerda, que suele ser barata y fácil de encontrar, tenemos un mundo de posibilidades para trabajar con los niños y con los adultos. No hace falta que sea en clase, también puede ser en familia.

Con este elemento podemos trabajar varias funciones: ordenar, comunicación oral, comunicación no verbal, el tacto, el trabajo cooperativo, la agilidad mental, las matemáticas y cualquier materia, según a lo que enfoquemos el juego.

La única premisa para usarla es que en ningún momento podemos dejar de tener, al menos, un pie sobre la cuerda. Por eso, para pasar de una posición a otra, tendrán que agarrarse bien unos a otros (tacto), ayudarse mutuamente (confianza), no salirse de la cuerda (destreza), etc…

Os dejo algunas de mis experiencias:

  • Edad: se colocan, inicialmente y en el orden que les apetezca (aún no saben lo que van a tener que hacer), con los dos pies sobre la cuerda. Se tienen que ir preguntando la edad y ordenando, por ejemplo, de izquierda a derecha, de menos edad a más. Ésto lo podéis organizar como queráis.
  • Orden alfabético del nombre: de la A la la Z, de izquierda a derecha, por ejemplo. Es una manera de irse conociendo. Viene muy bien para las dinámicas de presentación de un grupo.
  • Oden alfabético del primer apellido: otra opción, por ejemplo, para los que ya se conocen por el nombre.
  • Animales: elige cada uno su animal favorito y se ordenan, por ejemplo, según la cadena trófica de los animales elegidos. Clase de ciencias.
  • Alimentos: cada uno elige un alimento, sin que se repitan, y tienen que ordenarse de menos calorías a más, por ejemplo. Clase de ciencias.
  • Culturas: cada uno elige una cultura (egipcios, mayas, romanos, hititas…) y se tienen que ordenar cronológicamente según su aparición en la historia.
  • Cronologías: la verdad es que, para ubicar órdenes cronológicos de cualquier tipo, la cuerda es un gran recurso.
  • Números: lo he usado con niños pequeños que aprenden los números. Se colocan cada uno una cartulina con un número colgada con un cordel y se van colocando por orden. Según su psicomotricidad, les costará más o menos moverse por la cuerda sin dejar de pisarla. No pasa nada.

Y así hasta el infinito. Usar mucho la cuerda. Se abrazan 😉

El círculo de Lola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *