Las mejores madres

21b2351787_1486162218560

No somos las mejores madres para nuestros hijos por que nos tocaron en suerte. No somos las mejores madres porque les queremos mucho, el amor no basta.
Somos las mejores madres porque intentamos serlo, porque trabajamos para ser respetuosas y empáticas con sus necesidades, porque intentamos cortar los círculos de desapego, violencia, represión, desconexión, etc, que muchas vivimos en nuestra infancia.
Somos las mejores madres porque sabemos que no lo somos.
En realidad solo somos las mejores madres que podemos ser, pero eso ni siquiera significa que seamos las mejores madres para nuestros hijos y habrá que asumirlo. Al final ser la mejor madre para tu hijo pasa por asumir tus limitaciones y tener que pedir mil veces perdón, y por quizás saber que nunca serás la mejor madre que él podría tener.
Pero eres su madre. Eso es indudable. Enfócate en eso. Ser madre debería ser más que suficiente si intentamos a diario hacer lo mejor para ellos. Solo los tenemos de prestado, vuelan rápido, hagamos que ese tiempo que pasan con nosotros haya valido la pena y sea la base para una posterior relación como adultos llena de cariño y confianza.
Ser madre, su madre. Solo eso.

Azucena Caballero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *