origen-cuentos-de-hadas

Motivos para que tus hijos conozcan los cuentos de hadas.

origen-cuentos-de-hadas

El éxito y la perdurabilidad de los cuentos de hadas se debe a que tratan temas trascendentales para la humanidad a lo largo de todos los tiempos, como la muerte, el cambio, la justicia, el amor, el horror, la crueldad, el infanticidio, y un largo etc. El hecho de que los Grimm los recopilaran por escrito ha permitido que lleguen a nuestros días más de estos cuentos y que permanezcan con menos cambios que los propios de la oralidad, pero aún así se han seguido transformando porque los cuentos pasan por el filtro de cada época y el imaginario colectivo cambia y se transforma, transformando a su vez estas historias.

La clave del motivo por el que estos cuentos se convierten en algo tan significativo para personas de muy diversas edades es que conectan con nuestro subconsciente, nuestras esperanzas y miedos ancestrales, y recrean los mitos que han alimentado nuestros sueños y pesadillas durante miles de años. Como ejemplo, en  el clásico “Seis que salen de todo” podemos encontrar, al margen de otros temas como el trabajo en equipo, la injusticia, el engaño, y otros temas que se perfilan ahí, representaciones de prototipos de héroes procedentes de mitos griegos (y probablemente encontraríamos personajes similares en otras mitologías) como Aeolus (Viento), Hércules (Fuerza), Linceus (Vista), Achilles ( Velocidad) y Boreas (Frío), ayudando al líder. En otros cuentos podemos encontrar muchos otros mitos, como las resonancias al “corazón comido” de los mitos y leyendas medievales, como en “The almond tree”, donde también encontramos el mito de la resurrección, que evoca a mitos eternos y ancestrales y que conecta con el pensamiento judío y cristiano tan asentado en Occidente.

Incluso en la repetición del número tres podemos encontrar esas características, ya que evoca a las tríadas de dioses (Odin, Thor y Freyr en la mitología nórdica, Osiris, Isis y Horus en la mitología egipcia, la ” tríada capitolina”, etc), la Santa Trinidad cristiana, tres son las parcas, tres son las furias, y así podríamos continuar enumerando grupos de tres.

Los cuentos de hadas han permitido que los mitos antiguos perduren y se transmitan de forma natural durante milenios, cambiando los nombres y lugares y actualizándolos a cada época, pero conservando el mensaje esencial de los primeros tiempos. Los hermanos Grimm con su labor de recopilación ayudaron a que este patrimonio de la humanidad pudiera ser compartido mucho más, y dejaron un legado que aún hoy en día forma parte del aprendizaje y del conocimiento del mundo de miles de niños y adultos de todo el mundo.

Además son divertidos, te permiten estirar del hilo y trabajar miles de temas con tus hijos, y permiten pasar un tiempo juntos fabuloso.

¿Te anima a leer más cuentos de hadas?

Azucena Caballero

Comparte este post