Opiniones de asistentes al taller Deja de gritar

273891b29a_1470336907681

Os dejamos algunos testimonios de las participantes en anteriores ediciones del taller “Deja de gritar”

 

A mi me ha ayudado el taller “Deja de gritar” a tomar conciencia del punto en el que estoy y a tener pequeños trucos para gestionar los momentos de crisis. Lo recomiendo a quien quiera salir del círculo en el que a veces nos vemos inmersos y no sepa cómo. A partir de ahí…¡¡comienza otra aventura!! 😉 Gracias.

Isabel Castells

Encontré la Pedagogía Blanca buscando informarme sobre la educación en casa. Me gustó mucho su forma directa de resolver dudas y su filosofía de la enseñanza y la educación, que son pura humanidad y humanismo. No dudé en apuntarme al taller de “Dejar de Gritar” ¿Cómo no hacerlo? de nuevo, directos al grano… “¡A las cosas mismas!”… El taller es extraordinario, no solo desgrana las causas, razones y orígenes de nuestro gritar femenino (anti-) maternal, si no que te ofrece las herramientas claras y directas para evitarlo, reeducarte como una madre reconciliada con su papel de tal y situarte vitalmente al lado de tu hijo, no enfrente de él. Estoy agradecida, porque además nos ha abierto un grupo cerrado en FB y todas las participantes del taller seguimos en contacto y nos seguimos el rastro preguntándonos, apoyándonos entre nosotras … toda una suerte poder sentir la pertenencia a un grupo de mujeres preocupadas por el bienestar de sus hijos, por la herencia emocional (que es la más importante) que están recibiendo de sus madres, nosotras. Gracias.

Helena de la Vega, profesora y madre

Asistí al curso buscando respuestas y las encontré. Estoy aprendiendo a controlar mis emociones, que son las que pueden desbordar una situación en casa debido a mi cansancio o estrés. Estoy aprendiendo nuevas técnicas para evitar gritar, ya que el grito supone agravar el conflicto y dificulta la comunicación. Entender qué pasa en cada momento, te ayuda a gestionar la situación. Y aprender a evitar los conflictos, es mucho mejor. Yo no grito a mi pareja, ¿por qué debería gritar a mis hijas? No quiero ser la gallina que se deja picar por el gallo y como represalia pica a las demás gallinas. Quiero ser una gallina empoderada que no necesita picar porque no se deja picar. Gracias.

Vanessa Calle. Mamá de mellizas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *