¿Quién enseña a acosar a los niños?

73c01ca4e1_1485108255669

Mientras los adultos insulten, usen chantajes, amenacen, agredan física y emocionalmente, retiren atención, se miden, etiqueten, aparten y castiguen a los niños… en hogares y aulas… no sirve de nada estar contra el acoso escolar. Seguirá sucediendo.

“Los padres son sobreprotectores y no enseñan a los niños a defenderse…. luego pasa lo que pasa”

“Hay niños muy sensibles que se ponen mal por cosas sin importancia. Ahora cualquier problemilla quieren que lo tomemos como acoso escolar y la mayoría vienen con quejas sin importancia”

“Siempre ha sucedido, mientras no se vaya de las manos no es grave.”

“No hay que intervenir en los conflictos de los niños, deben resolverlos ellos.”

“Mi trabajo es enseñar, no estar pendiente de todo lo que pasa. No soy psicólogo y tengo mucho trabajo con las clases y los informes.”

“Los niños son niños.”

“Tienen que venir educados de casa.”

 

Mientras no dejemos de escuchar estas cosas en boca de profesores y maestros JAMÁS acabaremos con el acoso escolar.

 

Mientras se esconda que eso sucede en todas las aulas y patios, en todas, a diario y se minimice y niegue el acoso, evitando ayudar a quien pide ayuda hasta que es demasiado tarde, esto pasará,

 

Mientras no entendamos que los niños no están preparados para estar sin compañía consciente adulta, habrá acoso.

 

Mientras no cambiemos la organización y la estructura de la Educación, el estudio, el descanso, los horarios y hasta la arquitectura carcelaria de los colegios no erradicaremos el acoso escolar.

 

Y sobre todo, mientras millones de familias sigan tratando a sus hijos sin respeto, educando con insultos, chantajes, castigos, bofetones, gritos, negación de las emociones, burla, falta de contacto físico, conductismo y autoritarismo, maltratos, dejación de funciones… esos niños seguirán haciendo a otros el daño que les hacen en casa.

 

El acoso escolar no nace de la nada. Es culpa de los adultos. De los profesores que no deberían ser educadores y que cada vez que alguien habla de acoso lo minimizan y niegan. Del sistema que no es realmente respetuoso con las necesidades de los niños. Y de las familias y los expertos que enseñan a educar matando el alma y la bondad.

 

Y mientras no exista voluntad de hacer cambios en los adultos, no habrá ninguna solución.

 

Si acosan a vuestros hijos NO los llevéis hasta que no se haga lo necesario. Que os amenacen si quieren con lo que quieran. No va a pasar nada. Pero protegedlos. No los llevéis hasta que no se garantice que no van a ser maltratados y que reciban atención adecuada para superar el trauma. Los niños son personas. Merecen la misma protección que cualquier otra persona. Y depende de vosotros el procurársela, porque el sistema no lo va a hacer.

 

Mireia Long

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *