Resistencias al aprendizaje basado en proyectos o PBL

resistencias

Cada vez más maestros se apuntan a mejorar sus competencias. Hay un gran interés en trabajar por proyectos, en introducir formas de educación que respeten la individualidad de cada niño, en evitar los castigos y trabajar mejor en competencias de comunicación respetuosa, en usar soportes variados y dejar que los niños construyan conocimiento.
Hay mucha resistencia también.

Por ejemplo, los cambios de los jesuitas están llamando mucho la atención: no compartimentar asignaturas, no evaluar con exámenes escritos memorísticos, usar nuevas tecnologías, introducir los proyectos, pero a la vez existe la presión de la normativa, de los padres, de la costumbre…

Trabajar por proyectos es estupendo, pero existe miedo a que los niños no consigan las competencias que se exigen o que no alcancen los conocimientos indispensables.

Cuando trabajas por proyectos no puedes marcarlo todo, porque anulas la libertad y la creatividad, y no puedes tampoco caer en la vieja forma de trabajo en equipo que suponía que, al final, se suman partes pero no se colabora.

Lo mejor del trabajo por proyectos es la cooperación, la colaboración y la comunicación, que son habilidades muy importantes. También la búsqueda de información, su valoración crítica, la exposición. Todo eso hace que los contenidos, al final, sean más perdurables cuando se aprenden.

Mireia Long

2 thoughts on “Resistencias al aprendizaje basado en proyectos o PBL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *