¿Cómo aprenden de verdad los niños? Entrevista a Mireia Long

Mireia Long ha sido entrevistada por Pilar Martínez de MATERNIDAD CONTINUUM y EDULACTA sobre el tema: ¿Cómo aprenden de verdad los niños? y explica en esta charla de que manera los cachorros de los humanos están programados para aprender de manera curiosa, feliz y con motivación.

 

 

 

La autorregulación no existe. Entrevista a Mireia Long

Mireia Long ha sido entrevistada por Pilar Martinez de EDULACTA y MATERNIDAD CONTINUUM sobre el tema “LA AUTORREGULACIÓN NO EXISTE” . En ella puedes escucharla explicando lo que sí es autorregulación en los seres vivos, lo que es el concepto de autorregulación bien entendido en Psicología y por qué la autorregulación en comportamiento y educación no es una opción.

 

A los profesores que están tan agobiados por los spinners…

pri_37793994

A los profesores que están tan agobiados por que en sus clases los chicos usan spinners, un consejo:
Enfócate en lo que quieres transmitir, en conectar con la emoción de tus alumnos, en mostrar tu pasión por lo que enseñas (si la tienes, claro, que lo mismo estás frustrado por que tú soñabas con ser químico de verdad y no profe de química, que pasa…) y en hacer que sea un rato agradable para todos. Te olvidarás de los spinners, y con suerte algunos chavales también se olvidarán de ellos por un rato. ¿Te imaginas lo bien que te vas a sentir por lograr esa conexión con ellos?
Deja de quejarte, de verdad. Algunos profesores no sabéis lo cansinos que sois.
Recuerda que tus alumnos no te han elegido a ti especialmente como profesor, les has tocado en suerte, y el sistema les obliga a tener que estar ahí, incluso si lo que tú enseñas con tanto ahínco (o no) les interesa muy poco o nada. Demuéstrales por qué merecen dar una oportunidad a lo que les estás contando y a ellos mismos-
Tú sí tienes elección, ellos no.
Así que elige la empatía, que con muy poco esfuerzo, solo siendo un ser humano decente y amable, seguro que lo logras 😉
Azucena Caballero

Claves que ayudarán a nuestros niños en su aprendizaje.

Muchas veces damos por hecho que los niños aprenden solos a estudiar pero la realidad nos demuestra diariamente lo contrario. Muchos adolescentes y adultos no han adquirido las habilidades básicas necesarias para realizar cualquier tipo de aprendizaje. En un mundo que cambia velozmente y donde una persona tiene que dar respuesta a estos cambios, enseñar a aprender se nos presenta como una gran necesidad. No en vano, tenemos que pensar que la mayoría de profesiones y tareas que nuestros niños desempeñarán el día de mañana ni siquiera han sido inventadas.

Pero, ¿cómo conseguir que nuestros niños aprendan a aprender?

Azucena Caballero, co-directora de la Pedagogía Blanca, te da algunas claves:

Inconformismo y creatividad

 273891b29a_1479749619440

Hace unos meses una amiga me preguntó qué es lo que más me ayudó para educar a mis hijos a lo largo de los años. Nunca había pensado en ello, así que me quedé un poco pensativa hasta que caí en la cuenta de que probablemente lo que más me ayudó fue un cierto inconformismo que incluso ahora me hace buscar soluciones a distintos problemas, otras soluciones que las tradicionales que no siempre me contentan ya que muchas son obsoletas.

También me ayudó mi naturaleza curiosa y práctica: me di cuenta que educar de forma personalizada es mucho trabajo, pero a la vez es menos gasto de energía porque se hace según las necesidades de los niños y de la familia.

La misma amiga me preguntaba extrañada si la diferencia de edad no era un impedimento. De nuevo, nunca había pensado en eso y me pareció curiosa la pregunta. Para nosotros nunca había sido importante la diferencia de edad de nuestros hijos. Quizá la sociedad le da tanta importancia porque tiene la mente “escolarizada” y cree que cada edad debe estar separada del resto.

Pero ¿se han fijado en qué ocurre en realidad en la vida diaria?

¿Cuántas veces nos hemos reunido con la familia y los amigos y hemos debatido cosas importantes, todos juntos, independientemente de las edades de los presentes, y cuánto hemos aprendido todos de estas reuniones y conversaciones?

¿O cuántas veces hemos estado junto a la familia delante del televisor siguiendo un documental o un programa interesante del cual hemos aprendido varias nociones todos a la vez?

No hay una única edad en la que se aprende algo y ya está. No hay una edad ideal para aprender en general. Siempre se aprende y da igual la edad. Mis hijos aprendieron prácticamente a la vez a leer y escribir – simplemente ocurrió así – mientras yo acompañaba a mi hija cuando unía las letras y las sílabas; el niño, dos años más pequeño, estaba a nuestro lado: ¿qué podía ser más natural que aprendiera lo mismo que ella a la vez?

Realmente aprender es un proceso más natural y tiene lugar de forma mucho más sencilla de lo que nos imaginamos.

Cuatro pasos para practicar un poco de inconformismo y potenciar la creatividad como padres:

1. Si quieres que tu hijo aprenda algo que te parece importante ponte tú a hacerlo. A veces simplemente con verte se anima porque a lo mejor le parece interesante y nuevo. Si no se anima es obvio que no es algo que le interese por lo pronto. Igual será cuestión de probarlo en otro momento.

2. Si ves que hace una actividad que parece un juego o lo que los adultos llaman “pérdida de tiempo”, párate a pensar unos momentos y analiza la actividad a fondo. ¿Hace construcciones con cualquier objeto de la casa (maderas, DVDs, libros)? Realmente está aprendiendo sobre física y mecánica, además está mejorando sus habilidades visual-espaciales y cinético-corporales. ¿Juega juegos de mesa? Está desarrollando habilidades de comunicación y matemáticas. ¿Juega juegos en el ordenador? Está desarrollando habilidades vinculadas con la tecnología actual.

Cierto que, como padres, nuestro deber es limitar el uso de la tecnología y no dejarles estar todo el día frente a las pantallas porque está demostrado que un uso exagerado puede ser perjudicial; pero saber usar la tecnología es bueno, simplemente hay que acompañar a los hijos en su utilización para asegurarnos de que sabrán aprovecharla, no ser su esclavo.

3. Procura salir con tus hijos lo más posible: en el cine, al campo, a hacer una compra o un recado… Cualquier evento de este tipo es en realidad una oportunidad para aprender. Los libros están bien, pero no ayudan a vivir la vida y a aprenderlo todo.

4. Jueguen y hablen mucho con los niños. Presten atención a sus juegos y a sus conversaciones y contesten con la mayor sinceridad posible si les hacen preguntas. Si no saben algo, reconózcanlo, no pasa nada, pueden buscar juntos la respuesta, o bien preguntando a los que saben de eso, o por Internet o en libros.

Por último recuerden que nadie es perfecto y que los padres aprendemos sobre la marcha desde que nacen nuestros hijos. Procuremos hacerlo lo mejor posible siguiéndoles un poco a ellos, pero no nos pongamos nerviosos si las cosas no siempre salen cómo nos imaginamos nosotros. Con paciencia y perseverancia se llega más lejos. [Tweet “El inconformismo nos ayuda a renovarnos y a innovar…”], no tengamos miedo a buscar nuevos caminos si vemos que los viejos no funcionan. 

Sorina Oprean

Ejemplo de proyectos: Hectorsaurius Park

 

hectorsaurio

Más que un proyecto concreto hoy os enseñamos como pueden los alumnos hacerse sus propios creadores de contenido a través de un blog. Este, Hectorsaurius Park, lo hizo mi hijo Héctor durante los cursos desde diciembre de 2008 (con ocho años), cuando dejó la escolarización en España, hasta el 2012, cuando comenzó otro tipo de formación (podéis ver en las entradas más modernas que se trataron de cursos de Coursera, de los que os hablaré en otro momento).

En Hectorsaurius Park váis a poder ver lecturas, mapas mentales, videos y mucho material educativo que fue recopilando como herramienta y fuente de datos para sus estudios y proyectos de su interés y automotivados. Si confiáis en los niños, ellos descubrirán sus pasiones y demostrarán que la curiosidad y el deseo de aprender no tienen límites.

Podéis verlo todo en este enlace:

https://hectorsaurio.wordpress.com/

Si queréis que vuestros alumnos y vuestros hijos aprendan así, con pasión y rigor, haciendo investigación, presentaciones de sus proyectos, preguntándose y analizando datos, nuestro curso de Aprendizaje por Proyectos te interesa-