LGTB

e77d4303d8_1460401100779

Los adolescentes LGTB sufren situaciones de acoso escolar en mayor medida que otros niños y, en algunos casos, a eso se va a unir la incomprensión y hasta el rechazo de sus familias o de la sociedad. Esto produce un intenso sufrimiento precisamente cuando mayor apoyo y comprensión necesitan ya que en la adolescencia todos nos enfrentamos a la necesidad de conocernos y ser aceptados.

La familia debería ser, sin duda, el primer espacio donde el niño se sintiera aceptado sin juicios y apoyado plenamente, pues, aunque nuestra sociedad cada vez sea menos homofóbica, la realidad del entorno juvenil no lo es. La escuela tiene un papel importantísmo en esta faceta, pues puede cubrir carencias del entorno social y familiar, o puede reforzar el aislamiento y la represión.

Una de las mejores maneras de educar en la aceptación propia y externa de las personas no heterosexuales es ofrecerles a los adolescentes modelos con los que identificarse. Estos modelos deben ser valiosos independientemente de su orientación sexual, reforzando la idea de que la orientación no define a la persona, huyendo de estereotipos, y también, a la vez, ser modelos que permitan a los adolescentes LGTB idenficarse con personajes históricos o imaginarios que manifiesten claramente una orientación no heterosexual.

Hay muchos personajes que han servido para normalizar y visibilizar a las personas homosexuales y bisexuales y hoy quiero hablaros de ellos, pues, de manera transversal, su presentación puede servir para que los adolescentes se sientan cómodos y puedan expresarse sin temores.

Personalmente adoro al Capitan Jack Harkness y también al actor que lo representa, John Barrowman. Jack es bisexual, o mejor, dicho, pansexual (le gustan también los extraterrestres atractivos), abiertamente seductor, guapo, simpatico y sobre todo, es un héroe clásico. Sin estereotipos sobre lo que se suele presentar como un personaje no heterosexual, abierto en sus relaciones y muy consciente de su atractivo y masculinidad y sobre todo, un ser humano excepcional con el que cualquiera puede identificarse. Un héroe LGTB.

En las series icónicas donde lo encontramos, Doctor Who y Torchwood no es el único personaje, además, que no es heterosexual. La doctora River Song, mujer madura, muy agresiva sexualmente, casada con un Doctor de apariencia juvenil, deja clara su bisexualidad en varias ocasiones. También tenemos a Madame Vastra y Jeny, dos hembras casadas (y digo hembras porque una de ellas no es humana sino reptiliana). La sexualidad de los personajes no les define, es simplemente un aspecto más de su vida perfectamente normal y así se muestra, sin determinarlos ni limitarlos, que es lo que debemos ayudar a que todos los niños entiendan.

¿Nos contáis que otros personajes históricos y literarios podemos proponer como modelos de normalización para los adolescentes sobre la vida y la orientación sexual no heterosexual?

Mireia Long

En el curso de la Pedagogía Blanca te daremos ideas y recursos para introducir temas de valores de libertad y respeto de manera que conecten con tus hijos y alumnos, acercándolos de manera interesante. ÚNETE A LA PEDAGOGÍA BLANCA

La importancia de observar y acompañar

11120_726782394086849_7048589324600324003_n

Como sabrás ya nuestra Pedagogía Blanca abre sus puertas. En este programa se incluyen preguntas y respuestas en sesiones online con Mireia y Azucena. Este es un pequeño ejemplo de lo que tratamos en ellas.


María Jesús preguntó:

“Mi hijo mayor siempre ha mostrado, desde pequeño, pasión por muchas cosas que siempre le fomentamos y le apoyamos, y ahora está muy contento y centrado haciendo la carrera que le gusta y siguiendo con el resto de actividades que le gustan. El pequeño nunca ha mostrado un interés especial en casi nada, cuando lo mostraba era siguiendo la estela de su hermano, y enseguida lo dejaba. Ahora no muestra interés por nada especial, está en una etapa bastante apática, y no sé cómo ayudarle a encontrar sus pasiones. ¿Podéis dar algunas claves para ayudar a esos niños que están un poco perdidos para encontrar sus pasiones?”.

Y Azucena respondió:

Lo primero es que aunque no veas que realiza alguna actividad, no pienses que no tiene intereses. ¿Habla de algo? ¿Le encanta un videojuego, un programa de la televisión? ¿Hay algo que le guste? ¿Le gustaría poder hacer actividades en torno a ello? ¿Montar un campamento para fans y frikis de eso? ¿Organizar una exposición en el centro cívico del pueblo?

Da igual lo que le encante, todo está bien.

A veces no prestamos atención a cosas que les encantan y que si nosotros les ayudamos podemos tirar del hilo. Habría que ver qué hay que sí le guste. A veces algo que les gusta se puede convertir en una pasión.

Se trata de ir observando y de ir acompañando. Hacerle sentir que él puede hacer lo que desee. Muchas veces no muestran interés por nada porque sienten que no van a ser capaces de hacer nada. Eso se transmite mucho de forma subliminal y oculta en esta sociedad. Por eso no intentan hacer grandes cosas.

Necesitamos observar mucho más, sin ningún tipo de prejuicio, y a cualquier cosa que a él le pueda gustar poder ayudarle a encontrar un propósito en torno a ello, sabiendo que a lo mejor puede incluso cambiar, no nos gusta siempre lo mismo ni estamos apasionados siempre por lo mismo.

Las claves son observar mucho, hablar mucho, preguntar mucho, e interesarte por cualquier cosa que parece que a él le guste, aunque no parezca que sea su gran pasión.

A veces, cuando estás perdido, si de repente en torno a algo que te gusta tienes con quien compartirlo, eso hace que te auto-motives más. Eso hace que desarrolles más la pasión por algo.

Cuando hay algo que te gusta y de repente descubres que a alguien también le gusta y que podéis hablar de eso, te gusta más, te metes más en ese tema. Tú puedes ser ese alguien con quien tu hijo comparte.

Hay que mirar sin prejuicios, porque a cada uno le puede gustar algo que nosotros no podemos ni imaginar. Nunca sabemos por dónde va a salir. Observa, habla, pregunta, interésate, involúcrate, sin juzgar, sin prejuicios. A partir de ahí podemos ir viendo si de ahí sale algo y si hay posibilidades de desarrollarlo.

¡Ánimo!

Si deseas poder hacer tú también tus preguntas y que te respondamos y ayudemos,  en vivo y en directo en nuestras sesiones online de preguntas y respuestas únete ahora a la PB.