Ser maestro es ser líder

¡lider

Muchos educadores estamos comprometidos con la innovación y el cambio educativo pero hay que saber siempre que para ser verdaderamente innovador y creativo debemos disfrutar de lo que estamos haciendo y atrevernos a buscar nuevas maneras de hacerlo.

Introducir en el aula nuevas herramientas, utilizar TIC, trabajar con proyectos, permitir el desarrollo del aprendizaje cooperativo y la expresión real de las inteligencias múltiples exige de nosotros un esfuerzo, el de ser conscientes del placer que encontramos en lo que hacemos. De otro modo, aunque usemos métodos y fomentemos destrezas diferentes nos convertimos en meras máquinas que repiten una teoría o una estrategia pedagógica.

Disfrutar de ese reto, vincularnos emocionalmente a él, es fundamental. Nuestra sociedad no fomenta realmente la innovación ni el pensar y hacer diferente. Pero al darnos cuenta de lo importante que es eso para el futuro de nuestros alumnos y traer a las aulas esos cambios, la transformación ha debido ser y es, profunda y personal. Nos hemos convertido en agentes reales del cambio y nos sentimos felices al hacerlo. Nuestra vida se enriquece en todos los aspectos y descubrimos que, nosotros también, estamos adentrándonos en un nuevo mundo donde nos permitimos cuestionar las ideas que nos transmitieron.

Nos enfrentamos a nuevos problemas, damos nuevas soluciones. Creamos e innovamos y eso lo transmitimos con nuestro ejemplo más que con lo que proponemos hacer. Somos líderes verdaderos.

Somos maestros.

Mireia Long

Respondiendo a los maestros

73c01ca4e1_1475624710927

 

En la Pedagogía Blanca además de las clases, las charlas de los expertos, las lecturas, tareas y el material de ampliación (vídeos, cursos de educajas y de lapbooking, etc) hay una parte que nos encanta, la de nuestras sesiones en vivo de preguntas y respuestas, que además luego se extienden a nuestro grupo privado de Facebook.

Hoy te queremos compartir algunas de las preguntas y respuestas dadas dentro de nuestro programa, porque compartimos situaciones muy diferentes sobre la infancia y adolescencia. Algunos maestros necesitan respuestas para mejorar su aula, algunos padres quieren mejorar la relación y la crianza de sus hijos, otros desean ayudar a los diferentes niños que comparten su vida…

Hoy contestamos preguntas de algunas maestras:

Cristina pregunta:

“En el caso de ser profesores de un área, de música, por ejemplo ¿es posible realizar espacios creativos relacionados con tu materia?”

Azucena responde:

Sí. Puedes usar una estantería, mesita, cesta… y poner diversos materiales para que los niños libremente los usen, por ejemplo un libro que narre la biografía de un compositor… Puedes poner unos reproductores de mp3 que tengan una grabación con audiciones que desees que escuchen, algún video sobre música, un cómic sobre la vida de un compositor, un libro sobre historia de la música, instrumentos sencillos, pequeñas partituras, libretas de música…

Todo depende de las edades. Se pueden crear rincones y hacer cosas creativas en cualquier área.

El aprendizaje en serio de la música lo tiene que enseñar alguien especializado. Hay gente autodidacta que aprende de forma natural a tocar un instrumento, pero hay cosas que las vas a tener que delegar si tú no puedes cubrirlas. Observa a los niños, si ves que alguno tiene una inclinación especial coméntaselo a los padres, pueden buscar un profesor de algún instrumento o una escuela de música fuera del horario lectivo para que su hijo desarrolle esa capacidad.

Pero desde luego en tu aula puedes crear espacios y lugares creativos que inviten a que los niños por sí mismos exploren la música.

Tania nos comenta

Mañana me reúno con una familia cuyo hijo adolescente se ha enganchado a los porros. El caso es que el chico me lo cuenta todo y creo que claramente es por no sentirse querido”.

Y Azucena responde:

El tema principal que los padres han de entender es que cuando castigamos, herimos. Hay que huir del castigo. Tienen que poner muy pocas normas, pocas y claras. El mensaje fundamental que necesitas transmitir a esos padres es que el niño se tiene que sentir querido y se tiene que sentir aceptado.

Nuestros hijos tienen que ser conscientes de que nosotros les amamos tan profundamente que no les cambiaríamos nada, ni un solo pelo de la cabeza. Lo único que hay que hacer es confiar, darle amor y ayudarle a que él saque lo mejor de sí mismo, que ya lo tiene.

El adolescente ha llegado a donde ha llegado a través de la experiencia educativa que ha tenido a lo largo de su infancia, y los responsables somos nosotros, los adultos. Es importante para ayudarle  fomentar su autoestima, y que él sepa que es valorado y aceptado tal y como es.

La responsabilidad no puede ser solo del adolescente, el adolescente puede hacer cosas para intentar mejorar la relación, pero somos nosotros, los adultos, quienes tenemos que ayudarle y dar pasos. Los padres necesitan lograr que su hijo sí se sienta querido y valorado.

Nunca es tarde para cambiar.

Pregunta Sonia

¿Qué importancia le dais al espacio de juego en aulas de infantil y primaria?

Mireia responde:

El espacio de juego es importantísimo. A los niños les encanta jugar. Es la manera en la que aprenden más. Están diseñados para aprender jugando.

El juego tiene muchas funciones. Hay una que es de aprendizaje mediante la imitación de lo que hacen los adultos. Hay una función en el juego que es la de ensayar y repetir y equivocarse hasta conseguir hacer las cosas como ellos quieren.  En el juego también expresan sus sentimientos, quizá de una manera que de forma directa no saben representar y se comunican así. Y también utilizan mucho el juego para experimentar roles de otras personas y comprender la sociedad en la que se vive.

Es muy importante, en el rincón de juego, incorporar tanto para niños como para niñas, una cocina, la cocina les fascina, preparar platos o con juguetes o la típica sopa de hierbas y arena que todos habremos comido, preparar una cocina, tener juegos también de construcción, coches que les encanta para hacer caminos, grúas para mover la tierra, un cesto con disfraces de todo tipo que pueden ser disfraces temáticos o ropa que nosotros vayamos desechando que ellos harán con ella verdaderas maravillas.

Tener un espacio de juego especial en el que tengan los juegos accesibles. Poner una tienda de campaña donde se esconderán a imaginar que son hombres prehistóricos. Tener ese tipo de elementos que sean muy versátiles.

Trabajamos muchísimo con juegos de mesa. Los juegos de mesa favorecen el pensamiento crítico, la cooperación, la competición sana, la competencia contra uno mismo, superarse, aprender, llegar a acuerdos, negociar, tomar decisiones, tener un pensamiento estratégico para lograr objetivos y además hay juegos adaptados a todas las edades.

Juegos con piezas estilo puzle. Con tres o cuatro años hay juegos que ya incorporan la lectoescritura. Hay juegos temáticos que hablan sobre historia, sobre ciencia, cine, viajes, que les permiten hacer decisiones sobre cómo manejar el espacio, cómo llegar a un lugar o a otro, cómo compartir recursos.

Son tantísimos juegos de mesa que es casi imposible recomendaros uno. Juegos de letras y números son importantes. Juegos básicos como el ajedrez y el parchís. Juegos más culturales que les van a encantar, como el Dominion, que es un juego ambientado en la Edad Media. Van a aprender todos los conceptos fundamentales sobre esa época, sobre historia, sobre espacios, sociedades, relaciones, política, economía.  Todo esto lo pueden aprender e interiorizar de una forma mucho más lúdica, mucho más apetecible que repitiéndolo en un libro.

Os recomendamos una tienda online de juegos de mesa que se llama Futura.

La zona de Lego. Creemos que tanto Lego como Playmobil no sólo es para jugar, sino que os sirve para construir todo tipo de juegos y juguetes. Es infinito y además nos sirve para algo maravilloso que es hacer dioramas, tanto de historias que estamos leyendo o estudiando.

Con el Lego, aparte de que es un juego de arquitectura y matemáticas básico, ellos van a trabajar el espacio y los números de forma muy dinámica, clasificación. El Lego nos parece indispensable. Hay Legos que vienen ya con unas instrucciones para ir montando todo.

El Playmobil son figuras humanas de todas las épocas históricas, tienen animales, edificios… Lego y Playmobil nos parecen indispensables. Van a pasar años de su vida jugando. Es una inversión fabulosa.

El juego es básico.

Si deseas poder hacer tú también tus preguntas y que te respondamos y ayudemos, únete a la PB.

Azucena Caballero y Mireia Long

El respeto al niño y la búsqueda de la excelencia.

homeschooling

Deseo hablar de un tema que en ocasiones suele hablarse poco: la búsqueda de la excelencia.

Parece que a veces algunos crean que respetar el ritmo del niño y sus intereses, es no animarle a buscar la excelencia en todo aquello que emprenda, cuando es justo lo contrario.
Precisamente cuando a un niño se le respeta, se le permite seguir su ritmo y sus intereses, se le permite seguir sus pasiones, es cuando más excelentemente se enfrenta a lo que hace.

Un ser humano que se dedica a lo que ama, lo abraza con todas sus fuerzas y desarrolla un trabajo excelente, o lo que es lo mismo, desarrolla la excelencia en ese campo, sea el dibujo, la investigación de campo sobre un tema concreto que le apasione, como los fósiles de una zona, o el funcionamiento de circuitos eléctricos o electrónicos, o lo que sea, puede ser un excelente intérprete musical o convertirse en un fantástico crítico literario, porque detrás de la excelencia suelen darse varias características, que son fruto de una sola: la pasión.

Cuando un ser humano se apasiona por algo le cuesta poco desarrollar algunos de los hábitos fundamentales para lograr la excelencia:
  • Acción. Si algo te interesa, actúas, te mueves, haces algo para conocerlo mejor, profundizar más, no te quedas pasivo, si no que tu interés hace que investigues, que pruebes, en definitiva que hagas. La acción es el motor principal hacia la excelencia.
  • Constancia. Cuando algo te encanta te cuesta poco ponerte a diario con ello, y es un hábito que vas a desarrollar para esta y otras cosas, por eso la excelencia en un campo suele acompañar a la excelencia en otros,por los hábitos que derivan del primero.
  • Responsabilidad. Puesto que es tu afición, tu interés, tu motivación, asumes la responsabilidad de tu conocimiento, de tu aprendizaje, de terminar tu proyecto. Aprendes que depende de ti, eso te convierte en autónomo, y al mismo tiempo te hace tomar conciencia de tu responsabilidad en muchas otras cosas que haces.
Acompañar a tu hijo en sus pasiones, en aquello que le emociona es una buena herramienta para fomentar en él estos tres principios fundamentales tras los cuales se encuentra la excelencia, y junto a ella la efectividad y el éxito. Vale la pena.
Azucena Caballero