Profesores que no respetan a los niños ni sus derechos (Cuarta parte)

Qué por qué cuento lo malo y los maltratos hacia los niños en los colegios, me preguntan. Que es mejor solo resaltar lo bueno y lo bonito, que serán casos aislados, que denuncien, que son unos blandos, que los padres son sobreprotectores, que a ver si me creo perfecta, que si odio la escuela o a los profesores. Y no, no es cierto. Lo que odio es que se trate mal a los niños.

La plaga del maltrato

La realidad es que yo creo que los niños tienen derecho a ser respetados, que los adultos deben curarse y aprender a tratarlos y que los maltratos siempre deben visibilizarse, especialmente cuando son tantos, miles y miles de niños, que sufren a diario por la manera en la que son tratados en su colegio y eso me parece realmente horrible, pues deberían sentirse seguros y felices, comprendidos y ayudados.

Los comportamientos abusivos deben visibilizarse. Todos sabemos, además, que denunciar rara vez lo soluciona pues los responsables lo tapan, lo niegan y machacan a la familia que se atreve a hablar. Y los profesionales y las familias que quieren hablar están aislados, obligados a ser excepciones, acosados y amenazados por esos mafiosos que se han introducido en el sistema educativo y lo usan para hacer lo que no pueden hacer en otros sitios y engordar sus egos. El maltrato en la escuela es una plaga: emocional, educativo, psicológico o verbal. No creo que se salve ningún colegio de que haya un profesor descontrolado que grita, castiga, señala o ridiculiza o impone normas y deberes sin sentido o se esté siendo permisivo con comportamientos y comentarios sobre los niños que no se tolerarían en otro entorno. Es feo. Pero es verdad.

Por esa razón estamos recopilando testimonios de docentes y de familias que han sido testigos y que quieren contarlo bajo el anonimato que les brindamos. Lean y sepan que hay profesores que no respetan a los niños y que los niños sufren y que esos maltratos dejan huella, bajan autoestimas, aumentan hostilidad, desmotivan. Los niños sufren y hay que aceptar que esto está pasando en vez de culpar a los inocentes.

Testimonios

Mi hija y otros 19 niños más están sufriendo maltrato psicológico por parte de una profesora sustituta prácticamente desde que empezó este curso escolar, les ridiculiza, les chilla, no les deja ir al baño, no les deja beber agua, les manda deberes para casa que les ocupa mínimo dos horas al día, deberes que muchas veces ni entienden por qué no son debidamente explicados.


Les dice que son unos vagos, guarros, lentos haciendo las tareas, pesados, en fin… un largo etcétera de aberraciones y humillaciones.,

Es una persona profundamente desequilibrada, por lo visto pasa largos ratos hablando por teléfono en clase y en alguna ocasión incluso se ha puesto a llorar mientras hablaba y les ha mandado callar a los niños a voces para poder seguir manteniendo esa conversación.

Su profesora (una tía estupenda), va a tardar en incorporarse mínimo un mes, son niños de siete años que están empezando a tener pesadillas, a somatizar en forma de enfermedades, a no querer ir al colegio, salen llorando desconsoladamente la mitad de los días.

Me gustaría saber desde tu experiencia qué recursos tenemos los padres para poder actuar ante la falta de soporte y de ayuda por parte de la dirección del colegio. Me estoy planteando sacarla del colegio hasta que vuelva su profesora pero por lo visto no se puede hacer si no hay una causa justificada, ¿me pregunto si no es suficiente justificación preservar el bienestar emocional de mi hija y del resto de los niños?

Ana

Cuando tenía 8 años una profesora me puso el mote de lengua de trapo porque pronunciaba mal la R, con las consiguientes risas y burlas de los compañeros, agresiones físicas a quienes hicieran mal los ejercicios, a una niña le partió una ceja.


Mucha presión porque mis padres no habían podido comprarme algunos de los libros, por el dinero, lo mismo con disfraces, me acababan haciendo llorar y sentirme humillada por ser de familia humilde.


No dejar ir al baño, con lo que habían escapes de pis y burlas. Eran conscientes de que sufría bullying y no hacían nada.

El profesor de educación física tenía las manos muy largas con las chicas.
Castigos a toda la clase.

Sheyla

Niño de 3 años, se hace pis en el patio del cole, es muy tímido y lo esta pasando mal en la adaptación al cole, le hacen limpiar con papel higiénico la meada en el suelo mientras le gritan sin parar!

Al hablar yo con el después me dice que tenia miedo a ir al baño por si se perdía o le reñía la profe, por eso se meó….lo escribo y aún me sube la ira y me inunda el cuerpo y el alma.

El niño en cuestión no soporta desde siempre botones y etiquetas ni ropa de determinadas telas…se lo explico a la profe y alguna cosa más sobre sus características…me mira como si fuera de Marte y me dice que no, que nada de velcros, que botones en el mandilón.. yo en ese momento no había reaccionado hasta que me cuenta que le han puesto el mandilón al niño a la fuerza entre dos profesoras…¿como? ¿a la fuerza? ¿estamos enfermas?

Y claro tan pronto lo soltaron el niño quitó el mandilón y evidentemente a partir de ahí lo llevó sin botones y con velcros. Fin del problema, ya no tuvo mas líos para ponerse el mandilón. Y yo digo, ¿por qué no escuchan a las madres? Y

otra que fue en una reunión con la profe, que nos convoca con mucho boato y mucha ceremonia y resulta que estaba muy preocupada porque el niño en cuestión no había ido a la guardería como sus compañeros/ as y ella decía que se le notaba el retraso porque no sabia coger las tijeras, agarraba mal el lapiz…bla, bla, bla…le expliqué bien clarito que me importaban poco los objetivos en ese momento, que yo estaba preocupada porque mi hijo no se adaptaba y lo estaba pasando mal, muy mal. Pero eso no era importante para aquella maestra. Yo le dejé bien claro que no iba a poner a mi hijo a hacer deberes de cortar que es lo que quería, y mi postura hacia algunas cositas mas….como si hablara con una plutoniana….

Hoy en día, el niño en cuestión sabemos que es un niño con AACC, coge y corta perfectamente, escribe, lee y todo lo demás.

Hacer esto me esta levantando tantos momentos horribles…esto es una herida que no cura nunca. Me echo la culpa de no reaccionar antes, ahora sabría reaccionar de otra manera y, de hecho, con la peque todo es muy diferente..Evidentemente nos fuimos de ese colegio.

¿Qué no hay el cole que nos guste? Pues venga nos unimos varias familias y lo creamos.

Sonia

Yo lo más bestia que he visto es a una maestra de infantil despertar a un niño de 3 años que, por problemas en su casa dormía mal, y en las clase de las 15.30, después de la siesta, se quedaba dormido en la silla sobre la mesa, tirándole un vaso de agua a la cara.

Marisa

Voy con tres de mi infancia.

Con 4 años que se dice pronto una profesora pregunto de quién era un dibujo de un cerdito y yo me di cuenta de que era mío pero me dio vergüenza levantar la mano y ella lo rompió en 4 trozos y dijo de la que fuera se queda sin el por tonta.

Después como con 9 a mí se me daba fatal el dibujo y me tiré 300 horas en Semana Santa con ayuda de mi padre para hacerlo y me quedo digno pero la profesora que solía humillarme con frecuencia me dijo que era imposible que lo hubiera hecho yo y me presionó tanto que acabe confesando que lo había hecho mi padre sin ser cierto me dejo la asignatura sin calificar y mi padre fue al colegio y la dijo que si él la hacía a ella luz de gas acababa confesando que había matado a su padre, aún así no la dio la gana calificarme y tuvo que intervenir la directora. A mi colegio era habitual que se cogiese manía a niñas que no levantaran cabeza más.

Con 12 me humillaron delante de toda la clase por haber pedido una Barbie a los Reyes, no hay nada peor que alguien infantil ya con esa edad. Ese año les dije a mis padres que o me sacaban del colegio o dejaba los estudios.

A mi hermana no la gustaba la comida del comedor; vomitó y le dieron de comer su vomito.

Almudena

Me dijo una PT que mi hijo de 3 años no pronunciaba la R porque tomaba teta, siendo irrelevante que ademas de teta tomase chuleta con patatas o macarrones con tomate. TETA era la teta … mas tarde la pediatra confirmo que su frenillo era muy corto lo cual le dificultaba la pronunciación

Sandra

Pues esto es todo por esta semana. Sigo teniendo mensajes a cientos en Instagram, Facebook, Telegram y WhatsApp. Y eso que no he empezado a hablar con adolescentes directamente, que ellos tienen mucho que contar.

Hasta la semana que viene. Seguid mandando testimonios a info@pedagogiablanca.net. Queremos destapar la realidad de esos profesores que no respetan a los niños ni sus derecho. Ya está bien.

Mireia Long

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!