Profesores que no respetan a los niños ni sus derechos (Primera parte)

No querría tener que escribir este artículo. Y no lo voy a escribir hoy. Trata sobre profesores que no respetan a los niños y los dañan psicólogica, emocional y hasta físicamente. Trata sobre profesionales del sistema educativo que no respetan a los niños ni sus derechos. Los maltratan y los agreden, con comportamientos que no serían jamás tolerables hacia un adulto. No lo voy a escribir yo.

Voy, sencillamente, a copar algunos de los testimonios que me han enviado nuestras lectoras cuando pedí que me contaran situaciones en las que se había tratado sin respeto a los niños, atentando contra su dignidad y sus derechos, por parte de profesores y maestros. Los testimonios, algunos con nombres cambiados o con iniciales, son de madres de diferentes lugares de España (algunas de otros países) y también de profesionales del sistema educativo español, actualmente en ejercicio y provenientes de centros públicos y de otros de titularidad privada, cuya identidad, evidentemente, mantenemos en el anonimato para que no sufran más represalias.

Esto sucede todos los días. A nuestros niños. Y es intolerable.

Seguiré recopilando historias y testimonios y publicándolos. Cuando esté harta, os diré que opino de todo esto.

A M. cuando estaba en segundo de primaria, una profesora no le dejó ir al baño, lo pidió varias veces. Al final, se mojó, perdió la clase y la siguiente. Lo enviaron a secretaría para qué fuésemos a buscarlo. Yo trabajaba, tubo que ir el abuelo. Por supuesto ya no están en esa escuela ( ahora puede ir al baño sin pedir permiso). Y la profesora no se atreve a mirarme a la cara, no le dije a ella directamente lo que pensaba, pero hablé con la tutora y se lo dejé bien claro.

Belinda

En una reunión de claustro un miembro de la directiva, soltó, hablando de una niña de siete años esto: «esta se va a hartar de hacer mamadas en el instituto, ya se le ven maneras». Nos quedamos sin saber reaccionar y cuando mencionamos si era necesario informar todo fueron puertas cerradas y señalarnos que la directiva siempre tendría que ser creída. Indemostrable. La actitud de esta persona sigue siendo igual de despectiva.

Carmen

Los jóvenes tampoco es que lleguen con una actitud mejor. Recuerdo un compañero que tenía 24 o 25 años que le pegó la bronca a una niña de sexto en mitad del pasillo a gritos casi porque venía por la mañana con el pelo húmedo….»Que se tenía que duchar por las noches», como si eso fuera asunto suyo o una decisión que fuera de su competencia.

Marta

Niña identificada con AACC, con 7 años, levanta la mano para contestar una pregunta en clase y la respuesta de la profesora fue «que si Pepita, que eres muy pesada, que ya sabemos que tu lo sabes todo» nunca volvió a levantar la mano en clase sintiéndose humillada y desvalorizada.

Daniela

Mi hijo P. es un niño muy inquieto, muy inteligente (AACC) que desde que tenía 2 años empezó a morder y pegar. En infantil 3 años tuvimos problemas pero la maestra parece que se hizo con el. No quisieron evaluarle de nada x mas que nosotros insistíamos en que algo pasaba. En cuatro años continuo con la misma profe pero volvió muy rebelde del verano. Una mamá vio como la profe lo arrastró por el patio porque no quería salir al recreo. Fuimos a pedir explicaciones y la profe lo reconoció delante del director y se justifico con un “no tenéis ni idea de lo que hace vuestro hijo”.

Esta señora se dio de baja y vino otra con la que hablamos en cuanto llegó. Le dijimos que algo le pasaba a nuestro hijo pero que no sabíamos que, le estaba viendo un neurólogo y una psicóloga.nos dijo que no nos preocupáramos que tenía experiencia con niños difíciles. A los 15 días le recogí en urgencias con una brecha en la cabeza, le pusieron tres grapas. La versión del niño siempre que le preguntaban (yo, pediatra, enfermera….) era la misma:”yo he pegado a un niño con una taza y la profesora ha cogido la taza y me ha dado en la cabeza con ella”. La pediatra intento despistarle, cambiarle de conversación y la versión era siempre la misma. La pediatra puso una denuncia en ese momento y nosotros al día siguiente. Fuimos a declarar al juzgado y P. al forense. Lo archivaron por falta de pruebas. Una vergüenza.

Beatriz

Comedor escolar sin adaptación acústica. En él se pretende que los niños, (más de 100, de 3 a 11 años) no levanten la voz después de 5 horas de clase. Para ello se utilizan varios silbatos, muchos niños se tapan sus oídos ante tal sonido. La profesora encargada del comedor, llega a golpear su puño o el vaso contra la mesa, delante de algún niño que esté haciendo algo que considera incorrecto, al mismo tiempo que les grita. (Los niños le temen…) Se practica el castigo colectivo en dicho comedor, haciéndolos quedar 5 min. o incluso más a la hora de la salida.

Maria

Tengo varios ejemplos de maltrato en la escuela que quiero compartir contigo:

Tercer curso de Primaria. Desde que le ha tocado una maestra estricta y aburrida el nene no quiere ir al cole (siempre ha querido ir y desde el año pasado que comenzó con esta maestra ha cambiado y lo pasa muy mal). Te pongo tres ejemplos que han pasado hace poco:

Primer ejemplo. El niño pide permiso para ir al baño y la respuesta es esta: No ahora no se puede. En el cambio de clase vuelve a pedir permiso, agobiado: ¿ya puedo ir? No, no se puede ya te lo he dicho antes. El nene ya no le pregunta. A las dos sale del cole y me dice q le duele mucho la barriga porque se ha estado aguantando la caca desde un poco después de que empezaran las clases y luego en el recreo no le salía. Incluso al llegar al ascensor de casa vomita y en casa hace tres veces caca de la barriga tan revuelta que tendría.

Me cuenta lo que le dice la maestra y le digo que a la próxima vez que se levante y vaya q si le castiga o algo ya iré yo a hablar luego. Me parece una falta de respeto hacia un menor q también es una persona con necesidades fisiológicas.

Segundo ejemplo: El niño levanta la mano en clase y dice: no entiendo esto, La respuesa de la maestra es : búscalo en la página num. x del libro. El niño explica que ya lo ha leído pero no lo entiende. La maestra le dice que no hay tiempo, que ahora harán otra cosa y que lo vuelva a mirar en casa. Y digo yo, ¿no se supone q tu profesión es ayudar a los niños a entender las cosas? Si un niño pide ayuda se la deben dar que para eso estás. Dan ganas de pedir que me pasen el sueldo si al final soy yo la que ! termino explicándole las cosas a mi hijo y si no tiene ética para ser maestra que se dedique a otra cosa.

Tercer ejemplo: me cita para tutoría porque no le parece correcto que no asista a una excursión. Le explico q mi filosofía es entender al nene y si no quiere ir por los motivos q me ha argumentando (iban a una montaña a escuchar un cuento de reciclaje y luego un almuerzo de cosas con miel) no lo voy a obligar. Respuesta: pero eres la madre y las excursiones entran en el currículum y debe hacerlas. Mi respuesta: como soy su madre respeto sus decisiones finales; antes de tomar la decisión se lo explico de forma divertida para que vea la parte lúdica y le explico que nadie le va a obligar a comer miel si el no quiere.

Pero, la verdad, tristemente el niño con casi 9 años sabe que si le van a obliga, ya conoce el cuento y la montaña por eso no quiere ir, y lo respeto. Eso no es ir en contra del currículum, es respetar a mi hijo que por una salida que se pierda no le va a pasar nada. Respuesta de la maestra: por ese tipo de educación tan liberal que dan las familias están creciendo niños sin reglas ni valores. ; le corto su magnífica respuesta y le digo “cada uno educa a su hijo como quiere, mi hijo tiene sus límites, sus normas, y muchos más valores de los que imaginas.

Pero eso las personas que no abren la mente no lo pueden llegar a entender. Mi hijo crecerá sabiendo decidir sus cosas y defendiendo sus ideales, entre otras muchas más cosas.” Ya no me habla ni me mira, se ve que las personas q educamos diferente a ella no somos de su agrado.

Lola

Estuve en una guardería haciendo prácticas y era extraño, todos los niños tenían mote…. los llamaban por el mote y se reían, decían que era cariñosamente…

También recuerdo que había uno al que le obligaban a comer aunque lo vomitara… tenía un añito, yo estaba haciendo prácticas y un día le dije a una de las educadoras, si nunca tengo un niño no lo traeré aquí, me preguntaron porque y les dije que era mas que obvio….

Vanesa, educadora infantil

Mi hija tenía unos 9 años ( tiene ahora 25) a pesar de su edad, tenía un bulto en el pecho, y había que extirparlo, fui a hablar con su profesora pq mi hija era muy niña y no quería que nadie lo supiera, y para decirle que faltaría una semana o diez días a clase. Pues el primer día que comenzó después de la operación, la sentó en un rincón y le dijo, ya tenías que volver tú para molestar. Recogí a mi hija llorando y cuando conseguí calmarla me lo contó, la cogí de la mano y le dije, pues ahora mismo te va a repetir esa palabras delante de mi. No quería, le tenía como miedo, la recuerdo decir No mami, déjalo por favor

Entré en el aula y me dijo con una sonrisa, vaya que le ocurre? Le pedí explicaciones y ella solo sabía decirme que la había entendido mal…., le puse una denuncia, ya había antecedentes y a la semana siguiente estaba de baja. Mi hija terminó el curso feliz con otra profesora.

Cuando comenzó ESO, mi hija dibuja de manera innata muy muy bien, pues hizo un dibujo de un perro tumbado y le dijo que era imposible que lo hubiera hecho ella. Otra a la que me enfrenté y llegó a decirme que se lo había dibujado yo, le dije que era muy sencillo, en lugar de humillarla, pedirle que repitiera el dibujo delante de ella….no entro en razones, yo dibujo fatal¡ pero fue una etapa que influyo en malas notas y baja autoestima.

Teresa

En una tutoria me dijo su tutora ( que era la jefa de estudios), a la que me quejé por como se dirigían los otros niños a él, que ella no podía actuar porque a mi hijo le dijeran chino, porque es igual que el que tiene gafas y le llaman gafotas que eso no es un insulto.

Y cogerlo y sentarlo separado de los demás y decirle delante de todos que era un niño problemático y conflictivo. Cuando mi hijo ni chistaba, la pagaba con él

Eli

Soy profesora de Instituto y hay muchas veces que salgo con ganas de llorar y de vomitar después de un claustro al escuchar los comentarios.

Yendo a jefatura a hablar de un caso de acoso escolar: «¿vienes por lo del morito?». No logré que abrieran protocolo de acoso.


En un claustro: «ese niño no aprobará música mientras tenga ese gusto de mierda» (un AACC apasionado del rap).


En otro claustro: «conoces demasiado bien a todas las familias de tus alumnos y te tragas todas sus excusas para no estudiar».

Otro: «¿Hablamos de toda la clase o vamos directos a esos a los que hay que vestir de limpio?».

Margarita

Mi hija tenía que hacer globales en junio. Hablé con el tutor para que me dijera el calendario, ya que a finales de junio tenía que ir al campeonato de España de Remo olímpico.

Según el tutor, con papel del club justificándolo, no había problema para amoldar los exámenes, lo pedimos y entregamos. El día anterior a irse al campeonato le dijo el director que lo sentía mucho pero que no le cambiaban nada. Esto como primera falta de respeto tanto a ella cómo a la familia.

Como segunda, ese mismo día el profesor de educación física se le acerca en el recreo y le dice que la espera en la global, porque la va a suspender ya que no le ha gustado el trabajo que ha hecho sobre el puenting, que su opinión sobre ese tema era muy escueta, y le salta: – Así que nos vemos en la global. Uy, espera, no, que no puedes hacerla. Pues te queda para el año que viene.

Así que ha pasado a tercero con cinco asignaturas suspendidas. La verdad es que le están dando todas las facilidades para aprobarlas, parece que han meditado, pero telita.

Lo pasó fatal, para ella las demás también, pero el que le quedara educación física le hizo llorar en plan río. Le tuve que explicar que la suspendida realmente no era ella, porque hace falta tener huevos para pencar a la única alumna que tienes que se presenta a un campeonato de España, sabiendo que no va a poder hacer la global por estar en el campeonato y que encima te recochinées de ella.

El suspendido es el profesor, que ha demostrado ser malo en su trabajo y mala persona. Mi idea era subir a principio de curso y pedirle que me sacara el currículum de la asignatura a ver dónde ponía que para promocionarla había que hacer un trabajo sobre el puenting, pero este curso está en otro centro.

Total, que le putearon cuando iba a realizar lo que realmente se le da bien, deporte, en vez de facilitarle las cosas y a partir de ahí, intentar impulsarla en lo demás

Ziortza

Continuará…

Tengo muchos más. Iré publicando. Y si, al leerlo, quieres también contarnos tu historia, mándanosla a info@pedagogiablanca.net para que la publiquemos (si no quieres que aparezca tu nombre, avísanos y lo cambiamos). Vamos a seguir visibilizando la violencia hacia los niños venga de quien venga y vamos a desenmascarar que el sistema sigue fallando cuando está protegiendo a aquellos profesores que no respetan a los niños ni sus derechos.

Mireia Long

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!