Aprender a respetar

1484606_802459273185827_651713843004829043_n

No, señores, no. El respeto a los demás no se aprende a tortas, cachetes, gritos y castigos.

Entonces, ¿cómo enseñamos a los niños a respetar a los demás?
Con ejemplo. Con explicaciones adecuadas a su capacidad de razonamiento. Con normas y límites claros y respetuosos con su evolución. Con amor. Tratándolos con respeto. Corrigiendo afectuosamente los comportamientos que dañen a otras personas. Con empatía. Con paciencia. Siendo modelos, estando presentes, escuchándolos, ayudándoles, guiándolos, acompañándolos, negociando lo negociable, permitiéndoles ser responsables. Ganando respeto, no miedo. Siendo una autoridad porque nos reconozcan como merecedores de ella. No delegando en los niños nuestra responsabilidad por su bienestar pero trabajando desde la confianza y la cercanía, nunca con golpes, insultos o desprecio. Reconociendo sus sentimientos y frustraciones pero ayudándoles a canalizarlos sin violencia. No siendo violentos nosotros con nadie. Tan sencillo como actuar nosotros con ellos y con los demás como esperamos que ellos actúen.

Si necesitas ayuda para educar de este modo, ÚNETE a la Pedagogía Blanca.

Mireia Long

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

1 comentario en “Aprender a respetar”

Los comentarios están cerrados.

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!