A comer!!!

WP_002471

Bueno, bueno… Otra gran oportunidad del verano: reconducir a nuestros hijos hacia la alimentación sana.

Ya, éste no es un blog de alimentación, lo sé, no voy a hablaros de datos sobre los alimentos a los que se puede acceder por todas partes, pero me parece importante hablar sobre este tema y reconducirlo hacia las actividades que podemos hacer con nuestros hijos encaminadas hacia la cultura alimentaria.

Muchos de los niños de este país se pasan 11 horas en el colegio. Algunos llegan a las 7:00 AM, a desayunar en el cole y se marchan a las 18:00 horas, después de la merienda.

Tenéis presente los nutrientes que han asimilado durante este laaaaaaarguísimo periodo de estancia en el colegio? Seguramente no, porque no es lo mismo alimentarse que nutrirse.

De ahí mi propuesta. Este verano, dedicad un tiempo importante a la cocina con vuestros hijos. Les encanta colaborar, preparar lo que se van a comer, de hecho, así terminan comiendo cosas que, presentadas de otro modo, no comerían. Que aprovechen para reponer fuerzas, mejorar su sistema inmune y disfrutar con la comida.

Que participen en la cocina es otro espacio para estar juntos, para charlar de intereses comunes, para saber qué les gusta más y qué menos, para manipular alimentos y herramientas progresivamente, para aprender…

En casa, la cocina es un aula perfecta para trabajar las matemáticas: pesos, cambio de unidades (cl, ml, l, g, dg…), fracciones (un cuarto de kilo de lentejas, medio vaso de agua…), coste de los ingredientes, porcentajes y mil cosas más. Las posibilidades son infinitas.

También manejamos la química. la tecnología, el inglés, la lectura, la geografía mundial (nos encanta la cocina asiática y árabe, por ejemplo) y, sobre todo, trabajamos la comunicación mientras cocinamos y la atención plena a lo que estamos haciendo. Mejora la psicomotricidad fina.

Y, además de todo esto, podemos ser creativos y preparar mesas bonitas, decoradas con elementos sencillos que tengamos a nuestro alrededor: flores, piñas, dibujos, velas, cartelitos para los comensales hechos a mano, manteles decorados por los niños con pintura especial para tela…

Utilizar moldes con formas, recetas divertidas, que se hagan un gorro de cocinero, un delantal, que tengas sus propias herramientas de trabajo, un posavasos personalizado…

No perdáis la oportunidad de animarles a participar en la cocina y enseñarles la diferencia entre un buen alimento y el que no lo es. Su salud también está relacionada con su felicidad.

El círculo de Lola.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!