No todas las opiniones son respetables

10403023_730128373752251_4194425772608679301_n

Me encuentro con frecuencia con personas que se creen que la Pedagogía Blanca fomenta el respeto a todas las opiniones. Nada más lejos de la verdad.

En la Pedagogía Blanca fomentamos el respeto al niño, al individuo, al ser humano. A todas las opiniones no. Jamás. Ni en broma.

¿Cómo vamos a respetar todas las opiniones? ¿Alguien a estar alturas aún cree que todas las opiniones son respetables? No lo son. Lo que sí es respetable es la persona, como ser humano que es, que emita según qué opinión, pero hay opiniones que no son respetables, opiniones que incitan a la violencia, la segregación, el menosprecio, etc.

Por ejemplo en la Pedagogía Blanca nunca respetaremos la opinión que tienen algunos de que una bofetada a tiempo ayuda. Nunca. Podremos respetar como ser humano a quien por ignorancia o por convicción opine eso, pero su opinión nos parecerá lamentable y por lo tanto no merece nuestro respeto, intentaremos dar argumentos para cambiarla.

El respeto es valioso, es algo que se da cuando se merece. Las personas merecen dignidad y respeto, las opiniones solo algunas.

Nunca respetaremos una opinión que empuje a segregar, ignorar o maltratar a otros por sus creencias, sus elecciones vitales (que no atenten a los derechos humanos, claro), su sexualidad o su origen geográfico a cultural.

En la Pedagogía Blanca fomentamos el respeto a la infancia, a sus ritmos, a sus necesidades, al sentido común, pero no nos parece que todas las ideas sean respetables. De hecho porque creemos que hay ideas que no merecen el respeto de nadie, a pesar de que quienes las puedan proclamar como congéneres de la especie humana sí lo merecen, es por lo que trabajamos, para cambiar ideas, para transformar el mundo.

No os equivoquéis, respetar a los niños no significa respetar cualquier opinión. Hay opiniones que lo que merecen es ser combatidas.

Todo aquello que se respeta no se intenta cambiar, y sin embargo hay muchas opiniones que atentan a la dignidad de muchas personas que es necesario que entre todos cambiemos. No podemos dar nuestro respeto a esas ideas, tenemos que dar nuestros argumentos para que esas personas que esgrimen según que ideas puedan conocer otras visiones y tengan la oportunidad de cambiar. El respeto en el trato, en la forma, en los argumentos, en la convivencia con el que opine diferente. Respeto al interlocutor, a la persona. A la opinión solo cuando es merecida, cuando no, argumentemos y trabajemos para mejorar esto, es el mundo que les dejamos a nuestros hijos.

La Pedagogía Blanca aporta luz, no conformismo.

Vamos a transformar el planeta a través de una educación respetuosa y empática, y para eso hay que ayudar a muchos a que sepan por qué ciertas opiniones son erróneas y como pueden cambiarlas.

Si necesitas ayuda para lograr este objetivo, ÚNETE A LA PEDAGOGÍA BLANCA

 

Azucena Caballero

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!