Orden!!!

IMG_5923

 

Un conflicto que arrastramos a veces con nuestros hijos o en el aula, con nuestros alumnos, es el tema de la ordenación.

Es un poco rollo conseguir que, después de su uso indiscriminado, todos los juguetes, pinturas, cuentos y demás queden perfectamente ubicados incluso para poder pasar sin tropezar por los espacios.

Es un tema que no debería suponer una pelea porque podemos llegar a un punto de enfado tal que estropee todas las buenas sensaciones que hemos tenido antes, mientras jugábamos con todos esos «trastos».

Además, según la edad de los niños, no podemos pretender que sean capaces de recoger solos, según qué cosas y a qué horas. A veces el juego termina tarde, porque nos ha convenido a los adultos (por ejemplo) y en ese punto de cansancio va a ser casi imposible conseguirlo sin discutir.

Os voy a contar lo que a mí se me ocurrió, cuando mis hijos eran pequeñitos (2 y 3 años) y que no sólo me funcionó a la perfección sino que a ellos les encantaba.

Compramos unas cajoneras que no pesasen mucho (así también se pueden mover y sirven para construir «guaridas» o cabañas, de materiales naturales, sin tratamientos ni pinturas tóxicas.

Cada día les iba haciendo una foto mientras jugaban a algo determinado, con diferentes juguetes o materiales, a los dos juntos o a cada uno por separado, y esa foto la imprimía, la plastificaba y elegíamos en qué cajón íbamos a meter esos juguetes en concreto. Allí la pegaba.

Así, aparte de facilitarles el buscar las cosas porque sabían en qué cajón estaban, era muy simpático el hecho de recoger porque se veían ellos en la foto.

A veces se peleaban por recoger!!!

El círculo de Lola.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!