Los adolescentes perdidos

Los adolescentes perdidos en un consumismo salvaje, violento, desestructurador de la persona humana, existen. Los encerraron ocho horas al día. Los mantuvieron sentados frente a los deberes o tragando mierda televisiva. Dejaron a sus familias sin tiempo que dedicarles. Crearon ciudades donde no se puede vivir, ni jugar 😞😞, ni respirar. Les propusieron como modelos una pandilla de ignorantes, zafios y chulos. Les enseñaron desde bebés a ignorar sus emociones de ternura o necesidad de cuidados. Los medicaron o castigaron para calmarlos y que pudieran adaptarse a la vida que se les ofrece. Y ahora, en la adolescencia, se asombran de su consumo de alcohol, drogas, porno y juego.

Quizá es la presencia, la escucha, el acompañamiento, la atención, la libertad responsable, el juego verdadero y libre, los abrazos, la piel de sus madres, la delicadeza en el trato, lo que les faltó y se perdieron.

La responsabilidad es de los adultos que los guiaron y los abandonaron a ser educados por una sociedad sin valores ni empatía y ahora recogemos lo que sembramos.

Actúa para evitarlo, desde que son pequeños, es cuando se prepara todo y les podemos dar herramientas para vivir con ética y con libertad.

Mireia Long

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!