Los niños de menos de seis años pueden usar pantallas, pero solo si los dejas ser niños

He leído un artículo sobre que los niños necesitan estar sin pantallas hasta los seis años. Y no tiene sentido, las pantallas son elementos del entorno diario y llenas de posibilidades de aprendizaje. La cuestión no es impedir el contacto y uso de ordenadores o tablets, sino el dejar a los niños sin posibilidades de ocio y aprendizaje real y condenarlos a una infancia desquiciada sin pasar tiempo con sus familias apenas, con normas dañinas para su desarrollo o con una organización escolar autoritaria y aburrida. Los niños de menos de seis años pueden usar pantallas, pero solo si los dejas ser niños.

Pues mirad, la verdad que nadie os dice es que los niños lo que necesitan es estar todo el tiempo con su madre cerca y poder jugar a todas horas libremente, lo que implicaría, tal y como es el sistema educativo, NO ir al colegio hasta los seis años. Si están con su madre y están jugando libres, con contacto con la naturaleza y moviéndose, aprendiendo naturalmente siguiendo sus preguntas, sin que les obliguen a hacer filas o fichas, no pasa nada malo si juegan con el ordenador o ven una peli también.


Los niños de menos de seis años pueden usar pantallas, pero solo si los dejas ser niños. Si los tienen encerrados todo el día, con órdenes absurdas y sin respetar sus necesidades, con angustia de separación, con castigos, sentados, callados, riñéndoles luego en casa porque quieren ser niños y quieren jugar y quieren atención pero nadie está dispuesto a estar, estar de verdad, con ellos, con una violencia interna que no puede salir, ¿qué queréis que hagan para distraerse?

Mireia Long

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!