Cuatro estrategias para introducir el aprendizaje significativo en el aula

niños entusiasmados

 

Hablábamos ayer de las dificultades que nos encontramos para llevar a las aulas el aprendizaje significativo y placentero y de como eso lleva a la desmotivación de los alumnos. Hoy queremos daros cuatro estrategias para lograr llevar el aprendizaje significativo a las aulas. Exigen un gran compromiso pero creemos que son indispensables y que funcionan.

Saber explicar por qué ese aprendizaje importa

Empiezo conscientemente con la cuestión más importante. El profesor debería ser capaz de explicar y transmitir a sus estudiantes que ese aprendizaje es realmente importante y porqué deben realizarlo en ese momento. Abstenerse de decir la verdad, que tienen que aprenderlo ahora porque en ciertos despachos decidieron hace años que eso era lo que tienen que aprender y que debe ser ahora para poder ser aprobados. Si el profesor es capaz de dar otra respuesta y convencer a sus estudiantes, habrá ganado muchísimo. Pero si no puede, al menos debería ser sincero con ellos. Recordad que los niños y adolescentes tontos no son.

Cualquiera que sea la importancia, relevancia o necesidad de aprender sobre un tema o unidad didáctica tanto profesor como alumnos deberían conocerla y comprenderla como cierta.

Dar más libertad a los estudiantes

Realmente, si pudiéramos dar libertad a los niños, a lo largo de toda su etapa escolar, ellos elegirían aprender muchas cosas, incluso muchas cosas que se incluyen en el curriculum y ahora les parecen lo más inútil y absurdo que existe. Pero, dentro de nuestros límites, cuanta mayor libertad les permitamos tener en la aproximación al tema y su desarrollo más se vincularán y disfrutarán, por lo que el aprendizaje por proyectos se considera uno de los modelos preferentes, ya que permite la expresión personal, las elecciones directas, el compromiso y la creatividad.

Hacer buenas preguntas

Cualquier tema de aprendizaje que vayamos a proponer a los estudiantes debería, ser, en principio, atractivo e interesante para ellos. La manera de lograr que se comprometan es que realmente deseen hacerlo. Nada funciona mejor que una buena pregunta que motive para buscar la respuesta adecuada y, a partir de ahí, tirar del hilo. Proponer una pregunta atractiva y dejar que los estudiantes empiecen a indagar sobre las posibles respuestas y debatan sobre ello sería una buena manera de comenzar.

Ofrecer un punto de comienzo atractivo

Cuando queremos introducir un tema en el aula sería importante, también, comenzar con un punto de comienzo atractivo y que interese a los estudiantes. Una película que aborde esta cuestión directa o indirectamente, una lectura o artículo que sea cercano a sus experiencias o, mejor todavía algo, material o social, que sepamos que está siendo motivo de reflexión en sus vidas.

Mireia Long

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

3 comentarios en “Cuatro estrategias para introducir el aprendizaje significativo en el aula”

  1. Me resulta muy aleccionador los temas que colocan en este medio, ayuda a los padres y a los profesores que no tienen la suerte de estar en las grandes ciudades y estan e las áreas rurales. Gracias por ésto.

Los comentarios están cerrados.

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!