¿Flamenco o espátula?

e77d4303d8_1460400672840

Mi hijo Héctor,  años después de dejar el colegio, me contó que recuerda de su paso por la escuela infantil y que le impactaron pero tenía enterradas, situaciones de choque con la injusticia y la cerrazón mental y que ejemplifican perfectamente como el sistema educativo tiende a eliminar la capacidad de pensamiento crítico.

Hector vomitó mucho de los castigos y presiones al año siguiente de dejar el colegio, al ir saliendo los peores daños emocionales fuera (y eso que el nunca tuvo sindrome de Estocolmo), pero todavía le vienen flashes. 

Señala el flamenco, decía la ficha y el dijo que no había flamencos, que eso es una espátula. Carita triste, regaño y amenaza de castigo si insitía,  la conclusión era que mejor estar callado que amenazado con castigos, que no había que preguntar ni mucho menos cuestionar a la maestra que no solo no sabía, sino que no quería aprender.

Si quieres que te ayudemos a manejar estas situaciones, como madre, padre o educador, en nuestro cursos te daremos recursos para acompañar a los niños y para mejorar también como docente. ÚNETE A LA PEDAGOGÍA BLANCA

Mireia Long

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!