La importancia de la colaboración en el aula

1551707_730131203751968_6917743530232865897_n

Una de las bases de la Educación es, sin duda, la adquisición de conocimientos y su uso, pero también es igual de importante la capacidad de crear conocimiento y colaborar con otras personas para lograrlo. En la Pedagogía Blanca apostamos por la importancia del aprendizaje colaborativo y creemos que uno de los problemas fundamentales de un modelo educativo en el que es la evaluación de contenidos la única finalidad real y que abandona otras herramientas.
Trabajar en el aula el aprendizaje colaborativo es indispensable para que los alumnos estén realmente preparados para sea cual sea la tarea futura a la que se dediquen, pero lo es igualmente para la construcción de la persona capaz de relacionarse con otras y cooperar con ellas.
Cuando realizamos un programa pensado en el aprendizaje colaborativo deberíamos tener claros algunos puntos. Tanto nosotros como los alumnos deberíamos conocer y haber aceptado unos objetivos generales.

Tendríamos que decidir como funcionarán los equipos de trabajo, procurando que todos los integrantes se sientan motivados, conozcan sus fortalezas y tengan ayuda para distribuir las tareas. Uno de los más habituales problemas de los trabajos colaborativos es que se conciben como una suma de partes y eso no es realmente colaborar. Otra es que algunas personas asumen la responsabilidad y otras se limitan a rellenar huecos o simplemente aparentan estar ahí. Realmente hay que transmitirles a los alumnos que lo que estamos buscando es que desarrollen la capacidad de trabajar juntos, más que buscar una calificación o repartirse partes del trabajo final.
Veamos cuales son las capacidades de cada uno, que querrían aportar, que les apasiona y como pueden convertir todo eso en un producto final. Especialmente si los niños no están habituados a este modelo de trabajo es donde más importante es el educador que los conoce y ayuda a la distribución de las responsabilidades.

Otro aspecto fundamental que deberíamos cuidar es el respeto y la comunicación que se establezca entre los alumnos, es decir, que el educador no debería limitarse a la mera recepción del producto final, sino hacer de guía en, también, el desarrollo de las habilidades comunicativas entre los integrantes del equipo, pues es este uno de los objetivos principales. Hay que estar presente y ser el dinamizador de las relaciones, ayudando a los niños a que se comprendan y escuchen de forma empática unos a otros. Cuando trabajas en equipo uno de los puntos más conflictivos son las relaciones con los demás, cuidar que nadie se sienta desplazado o minusvalorado, que todos puedan dar opiniones, que se llegue a acuerdos que a todos les integren.

El los trabajos colaborativos es cuando mejores oportunidades tenemos para que los niños aporten sus capacidades y desarrollen inteligencias múltiples, por tanto, deberíamos promover que usen métodos y soportes variados, tantos como ellos deseen y que, por supuesto, puedan acudir a las TIC tanto para la búsqueda de material e información como para la presentación final.

Y recordemos, es importante que les ayudemos a desarrollar una presentación eficaz de sus propuestas pues, si bien no es el objetivo principal, si es importante y aquí, de nuevo, el educador tiene que ser capaz de intervenir como facilitador y ayudante de los alumnos. El objetivo principal es que colaboren, no lo olvidemos, pero poco a poco su producto será lo que plasme lo realizado.

Finalmente está pendiente la evaluación y aquí, por el contrario que en los pasos anteriores, el educador debería tomar un papel secundario y promover que los alumnos sean capaces de evaluar el desempeño del equipo y el de cada miembro individualmente, sin presiones, con respeto, como un equipo que trabaja unido. La autoevaluación supondrá el paso final, pues cada uno de los alumnos que han intervenido tendrá la oportunidad de valorar lo que ha aprendido, lo que cree que ha mejorado y lo que ha sido capaz de aportar, señalando sus metas y retos superados y aquellos en los que se da cuenta que puede mejorar.

Mireia Long

Todo esto y mucho más es lo que vas a encontrar en la Nueva Pedagogía Blanca, un curso online interactivo y personalizado que te va a ayudar a ser el educador que deseas ser. Puedes unirte ya a nuestra nueva promoción y aprender con nosotras a crear la Educación del Futuro. Hazlo en este enlace.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!