Madres de día, sí, gracias

Conmigo estará bien, soy una Madre deParece que existe, especialmente en España, una peligrosa tendencia que infantiliza a las mujeres y pretende privarles de su capacidad de decisión en facetas de sus vidas privadas con el argumento de que solamente los “profesionales” pueden decidir por ellas.

Estas semanas precedentes me he quedado horrizada entre un libro de un pediatra que desaconsejaba la lactancia materna aunque afortunadamente su propio hospital y los organismos médicos lo han puesto en su sitio. Además nos hemos topado con el comunicado vergonzoso y pueril del Colegio de Enfermería que, tomándonos a todos por idiotas, acusa a las doulas de poco menos que brujería y canibalismo y que no aporta ningún dato científico o caso real a sus acusaciones cuando este colectivo ha sido estudiado a fondo y ha quedado demostrado que su ayuda y presencia es muy beneficioso para las madres. En dicho documento y las entrevistas concedidas a la prensa se acusa, además, a las doulas de inventar el concepto de violencia obstétrica, algo que la propia Organización de la Salud señala como cierto, pero que en España se niega sistemáticamente mientras nuestras cifras de cesáreas, episiotomías, intervenciones médicas innecesarias, protocolos obsoletos y falta de formación y apoyo en la lactancia o el puerperio son, yo diría, escandalosas.

En el fondo todo esto muestra un machismo profundo y el miedo a la libertad individual para elegir cada una lo que desea. Pero vamos al grano, porque de lo que quiero hablaros es de las Madres de Día.

Hoy he leído una entrevista a la Presidenta de la Associación de Mestres en la que rechaza la labor y la figura de las Madres de Día con argumentos tan peregrinos como que la “educación” de los bebés menores de tres años debe ser cubierta por el Estado (entiendo que obligatoriamente según ella) y que los bebés necesita ir a la guardería para algo llamado “socializar”.

Por favor, hay que mirar un poco más las necesidades de los niños y respetar la decisión de sus padres, no mirarse tanto el ombligo. Las guarderías son una necesidad adulta (unas mejores, otras peores) , no de los niños y, por las características de nuestra especie, será mejor para un pequeño separado de sus padres, pasar las horas en un ambiente hogareño y con un número pequeño de niños.

Los bebés se crían, no se educan. Los bebés no necesitan estar con muchos niños y las ratios de las escuelas infantiles y guarderías son claramente mejorables. La opción de una Madre de Día o cualquier otra versión de cuidado infantil es algo que, cumpliendo requisitos legales, debería estar más extendida y accesible, pues garantiza una atención personalizada, algo que los niños necesitan, y que, además, se promueve en la inmesa mayoría de los países de nuestro entorno.

Las guarderías son una opción respetable. Las madres de dia también. Y a partir de ahí, que cada familia decida. No hay opción mejor que la que cada familia decide.

Mireia Long

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!