¿Está la tecnología limitando el desarrollo natural de nuestros adolescentes?

¿Te acuerdas de los años de tu adolescencia?

Yo recuerdo perfectamente la mía. Granos, visitas constantes al dentista (en mi caso tenía los colmillos duplicados, otros adolescentes necesitaban un corrector dental, el dentista es una constante en esos años), pósters de cantantes en las paredes…

Cómo fui adolescente en los 80 tuve el privilegio de poder llevar botines metalizados, ponerme encajes imitando a Madonna y jugar con espráis de colores en mi cabello. Y si pienso en otras personas en aquella época, hacían cosas parecidas (aunque algunos probaran la estética rockabilly, otros la heavy, etc). Jugar con nuestra imagen e identidad es algo típico de esa etapa vital, al fin y al cabo. 

Ahora bien, cuando pienso en los adolescentes ahora, mi hija está a punto de cumplir 14 años, ¿a qué procesos y retos se enfrenta ella? ¿qué cambios suponen para nuestros adolescentes vivir en entornos en los que la vida online cada vez resulta más importante para todos? Dónde cualquier ser humano puede estar conectado a internet y por lo tanto a otros seres humanos, contenidos variados, etc, 24 horas diarias, y lo peor: cualquier cambio en tu aspecto, tu ropa, tu cabello, o cualquier situación de tu vida puede ser grabada y colgada en la red y compartida con todo el mundo en cuestión de minutos. ¿Somos conscientes de ello?

¿Os imagináis si cualquier situación de las que nosotros vivimos en nuestra adolescencia y juventud se hubiera podido grabar y compartir con miles de personas de forma inmediata? ¿Cuántas cosas no te hubieras atrevido a probar o a hacer?

¿Podemos entender la presión que puede sentir cualquier adolescente hoy en día y lo difícil que le pueda resultar tomar decisiones que para nosotros eran simples?

¿Me dejo hacer una foto con esta camiseta con un diseño un poco infantil o no? ¿Se me ve gorda en esta imagen de grupo con amigos? ¿Debo seguir o no a esta persona en Instagram? ¿Debería eliminar esta foto de la convención jedi a la que fui el verano pasado? ¿Agrego a mi madre en Facebook o se van a burlar de mí?

El miedo a equivocarse, a publicar algo que pueda ser motivo de mofa y al ostracismo social o al acoso que puede suponer, es un motivo de estrés para la mayoría de adolescentes y lo peor, les está despojando de esa oportunidad de experimentar y probar distintas personalidades e identidades como sí pudimos  hacer nosotros, ya que se sienten constantemente observados y juzgados. Nuestros adolescentes están perdiendo mucha espontaneidad y naturalidad.

Así que hoy os quiero invitar a reflexionar. ¿Qué podemos hacer para devolver a nuestros adolescentes ese derecho a experimentar, a probar, a equivocarse, a descubrirse y a aprender sin sentir que todo puede tener horribles consecuencias?

Yo siempre he deseado que mis hijos tuvieran los mismos derechos y privilegios que yo tuve, o incluso más. ¿Cómo podemos devolverles los que la tecnología les está restando en este caso?

Y la solución no es quitar la tecnología, este es su mundo y su entorno. Necesitamos pensar en cómo hacer que este mundo sea más afable, cálido, cariñoso, respetuoso y comprensivo, incluso con pantallas de por medio.

Estoy deseando leer vuestras reflexiones.

Azucena Caballero

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!