Una madre de día atípica

11156926_10153326283192446_507627225_n

¿Quién piensa que una madre de día con barba y bigote no puede ser la mejor acompañante para su hijo? Mejor dicho, no es una madre de día, es un padre de día. Diego Ávila, a quien junto con otras dos acompañantes confío el cuidado, cariño y desarrollo de mi hija durantes varias horas cada día, nos cuenta cómo llego a ser una “madre” de día atípica. Gracias, Diego, pr compartir tu historia.

Mónica Serrano

Todo comenzó con la venida al mundo de mi hija, como todo consorte despistado y neófito en este gremio de la crianza respetuosa.

Como en muchos otros aspectos de mi vida, me encontraba en la posición de no saber lo que quería, pero sí saber lo que no quería: no quería mi niñez vertical, cuartelaria y basada en el miedo y en promesas de maltrato físico. Sobre todo cundo pronto aprendí que las promesas se cumplían.

Así que comencé a mirar a mi hija desde el niño que tuve que recordar que fui: y una experiencia llevó a la otra, y casi sin darme cuenta me vi (corrijo: no me vi, fui con toda la intención) asistiendo a una formación para convertirme en padre de día.

Aún recuerdo el rechinar de dientes cuando manifesté mi deseo entre compañeras y docentes femeninas. Y aunque ese bruxismo involuntario me ha acompañado en varias ocasiones más, he de decir que han sido más las satisfacciones (la pediatra de mi hija me ha recomendado en algunas ocasiones) que las situaciones incómodas (“jamás dejaría a mi hij@ sol@ con un chico”).

Pero sobre todo, la satisfacción más gratificante ha sido la de aprender y descubrir el mundo como un niño otra vez. Gracias, Catu. Gracias, Ama, Leo, Darío… Gracias a todos los niñ@s del Jardín desde donde cada día cambiar el mundo, mi mundo, sus mundos. Y gracias a todos sus padres y madres por confiar en una madre de día tan atípica.

Diego Ávila

Padre de día. Acompañante del espacio respetuoso El Jardín de Momo

Contacto: alterdiego@gmail.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

1 comentario en “Una madre de día atípica”

  1. Deseo formarme como madre de día. Estudie magisterio y otros cursos sobre enseñaza.
    Que cursos me recomendáis y en dind a imparten. Me interesa mucho Montessori.
    Gracias.

Los comentarios están cerrados.

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!