Una sociedad que expone a los niños

Por supuesto, hay razones para abrir colegios, algunas válidas hasta en una pandemia. Pero, aparte de cada caso particular, la realidad es que esta sociedad en la que vivimos está organizada de manera tan depredadora e insolidaria que exige poner a los niños en peligro para seguir funcionando.

Aparte de eso, estas son algunas de las razones por las que los colegios, excepto en caso extremo, deben estar abiertos para quien los necesite o quiera usar:

– Hay una parte importante de la población en la que todos los adultos de esa unidad trabajan fuera de casa y no tienen con quien dejar a los niños y lo necesitan para que no estén solos.

– Los niños quieren ir a ver a sus amigos y sus familias no les van a decir que no vayan pues esa necesidad social la consideran prioritaria.

– La familia cree que el bicho es un invento conspiranoico o que no es más que una grìpecilla

– La familia es consciente del riesgo con todas sus implicaciones y es responsable, pero decide correrlo a pesar de que las medidas de seguridad le parecen deficitarias por la razón que sea y mientras las autoridades lo permitan.

– La familia cree que las medidas son muy adecuadas y confía en que el bienestar de los niños está garantizado suficientemente y que hay que vivir igual que antes.

– Hay niños maltratados, en situaciones de abuso, en situaciones económicas deficientes, en hogares insalubres, sin acceso a alimentos o salud, y la sociedad les ofrece ir al colegio como mejor solución y casi
única a sus problemas.

– La desigualdad laboral de esta sociedad que perjudica a las mujeres crecería y la mejor solución es la escolarización (suelen defender además que sea universal y forzosa.)

Epidemiológicamente abrir los colegios en la situación actual es peligroso. No hay discusión posible. Las medidas que se están tomando son una verdadera basura que pone en riesgo la vida de millones de personas. Pero la sociedad depende de la institucionalización de la infancia para funcionar hasta el punto de no contemplar la posibilidad de que debe ser opcional.

Si no crees que debas llevarlos, no los lleves. Si sois suficientes no podrán obligaros.

Pero el que haya quien necesite o quiera llevar a sus hijos al colegio presencial en la pandemia no puede ser razón para que os obliguen a exponer a vuestros niños sin necesidad.

Mireia Long

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!