Únete a la revolución Pedagogía Blanca

e77d4303d8_1460393180038

Estamos cambiando el mundo. Sí, es así aunque a veces parezca que cueste o que apenas nos movemos del sitio.

Sí, estamos cambiando el mundo, incluso aunque a veces haya quien critique lo que estamos haciendo y parezca que damos pasos hacia atrás en lugar de ir hacia adelante.

Cuando eliges hacer una revolución a paso de caracol a veces perdemos la perspectiva y parece que todo es muy lento y que el cambio es o va a ser imperceptible, pero en realidad, cuando elegimos la estrategia de la tortuga en lugar de ser la liebre, lo que hacemos es asegurar el cambio, que sí, es lento, pero constante y seguro.

Optar por una educación respetuosa, basada en la empatía y el entendimiento y poniendo al niño y al adolescente en el centro es una cuestión que todavía pocos comprenden desde ciertos sectores. Cuando además intentas que esa educación no sea solo para unos pocos si no que intentas hacer la revolución de las revoluciones para que esto llegue a todos y cada uno de los niños y pretendes (además lo haces) implicar en este proceso de cambio a los profesionales de la escuela pública todavía choca más. Pero el cambio es una realidad y se está produciendo ahora, entre todos lo estamos haciendo.

¿Alguna vez has pensado en cuántos cambios se han ido produciendo en los últimos 200 años para mejorar la educación? Se han producido más de los que imaginamos. Muchas de las pedagogías o de las formas de enseñar que ahora nos parecen de lo más normal, si bien no es que estén demasiado integradas en nuestro sistema, como la pedagogía Waldorf, la pedagogía Montessori, la pedagogía Freinet… no han existido siempre. Hasta que no lo han puesto en funcionamiento sus creadores no existían, pero en el momento en el que ellos tomaron acción y empezaron a implementar los cambios que proponían, se los transmitieron a otros y cada vez más personas se interesaron por sus propuestas y las hicieron suyas fueron aportando más y más al cambio.

Ahora es nuestro momento, somos nosotros quienes tenemos que poner en marcha acciones que generen cambios en positivo. Eso es lo que hacemos y promovemos desde la Pedagogía Blanca, la pedagogía del respeto, la pasión, la empatía y sobretodo del sentido común. Proponemos cambios pequeños, pasos sencillos que se pueden incorporar a cualquier aula u hogar, porque un cambio por pequeño que parezca puede tener un gran impacto en las vidas de las personas a quienes afecta.

¿Qué puedes hacer a diario para que los niños de tu vida, tus hijos y/o tus alumnos se sientan valiosos? ¿Qué puedes hacer para que aprender les resulte emocionante? ¿Cómo vas a evitar que la apatía inunde sus vidas dentro de tu aula? ¿Qué actividades vas a programar? ¿Qué recuerdos deseas dejar en sus corazones?

Estamos cambiando el mundo, paso a paso, niño a niño, con pequeñas acciones de manera continuada, llenando el saco de la pasión y la autoestima grano de arena a grano de arena, a diario.

Somos muchos quienes estamos usando la Pedagogía Blanca cada día, y sabemos que da fruto.

¡Únete a la revolución!

Azucena Caballero

Para unirte a la Pedagogía Blanca, hazlo en este enlace: ÚNETE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!