¿Y si te hacen elegir entre escolarización presencial y proteger vuestra vida?

Pues hay quien cree que vida normal con precaución es:


– Irse a una boda con 200 invitados.
– Ir a manifestaciones antimascarilla.
– Decir cosas como que «hay que vivir» o «de algo hay que morir».
– Creer conspiranoias negacionistas variadas.
– Irse de parque acuático.
– No usar mascarilla.
– Llevar la mascarilla en el codo, la frente, el cuello…
– Ir a prostíbulos.
– Irse de botellón.
. Montar fiestas con tropocientos.
– Ir a discotecas y baretos.
– Mezclarse a diario con personas con las que no convive en grupos amplios y que también se mezclan con otras personas con las que no conviven en grupos amplios.
– Dejar a los niños jugar sin medida alguna de distancia social con otros muchos niños, muchas veces no conocidos, en parques y playas y plazas.
– Quedar con gente del tinder a ver que pasa…
– Mantener a los trabajadores sin medidas de seguridad mínimas.
– Tener a los temporeros hacinados y sin acceso a servicios de salud.
– Cualquier otra cosa que podáis imaginar y que supone un riesgo real de contagio o de ampliar la red de relaciones no controladas.

Una vez vemos esto y empezamos a recoger las consecuencias pretenden OBLIGAROS a encerrar a vuestros niños con esas personas o con sus hijos (inocentes de la irresponsabilidad de sus familias) en espacios cerrados, ocho horas, sin distancia de seguridad.

Es el momento de amenazar con no llevarlos si no hay medidas mínimas de seguridad para conseguirlas o directamente no llevarlos pues el derecho a la educación no depende de estar en un centro presencial. Te están queriendo obligar y tienes derecho a elegir entre la escolarización presencial y otras opciones que protejan vuestras vidas.

A favor de usar la palabra «amenazar» si es necesario.


La libertad responsable, el proteger nuestras vidas y la de nuestros hijos y el organizarnos colectivamente para luchas colectivas siempre ha sido una amenaza contra las estructuras consolidadas conservadoras como es cualquier institución obsoleta que tiende a la protección de su funcionamiento en vez de a la evolución.

Pero el derecho a la huelga y a la vida, tanto de las familias de los alumnos como del profesorado y sus familias, no es una amenaza.

Mireia Long
Pedagogía Blanca.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!