CIMG1069

Quiero que sepas…

Comunicador

 

… lo mucho que te quiero; que estoy orgullosa de ti; que hoy me he sentido mal; que no podría vivir sin ti; que me encanta verte sonreír; que buscásemos una solución para…

Cuántas veces nos gustaría decir algo a alguien y no nos atrevemos, no tenemos tiempo, no encontramos el momento, etc. También a los niños les pasa. A veces quieren decirnos algo y prefieren hacerlo indirectamente. Así que, si queremos conocer lo que sienten, debemos darles la oportunidad de comunicarse.

Nosotros, en casa, encontramos la solución. Un “comunicador”. Lo hicimos entre todos, con los colores que más nos gustan y decorado como nos apetecía en ese momento.

Pusimos un buzón para cada uno donde unos dejamos mensajes a los otros cuando nos apetece, en el formato que nos apetece (carta, sobre, dibujo, regalito, flor) y cuando pasamos delante de él miramos a ver si tenemos algún mensaje.

Es muy emocionante ver tu buzón lleno, jejejejejejeje, como cuando es tu cumpleaños y te hacen un regalo solo que todos los días y, a veces, varias veces.

Lo hicimos cuando mis hijos eran pequeños. No sabían escribir pero sí dibujar. Mis mensajes, varios al cabo del día, eran dibujos de corazones y flores casi siempre. Me encantaba!!! Conservo esos mensajes. Bueno, todos no pero casi todos.

En todos los hogares debería haber un comunicador. Manos a la obra!!!

El nuestro está hecho con una tabla de contrachapado, brics cortados a la medida que nos gustaba y era cómoda para meter la mano, papel de seda verde, témpera verde y mariquitas y hojas de madera.

Con unas etiquetas blancas que ilustramos a juego con el panel, colocamos nuestros nombres. En este caso, como no sabían leer lo hice así para facilitarles el encontrar sus buzones, pero puede ser un buzón por cada persona simplemente.

Luego le colocamos una cuerda para poderlo cambiar de sitio si nos apetecía y listo.

Espero que os haya gustado y, sobre todo, que lo hagáis y lo utilicéis. Es muy divertido y útil. Da igual la edad. También los padres se pueden decir cosas a través de él.  😉

El círculo de Lola.

Comparte este post