¡Atención nostálgicos!

niño

¡ATENCIÓN NOSTÁLGICOS!

Yo también tomaba comida casera, montaba en bici sin casco, rebobinaba las cintas con un boli, salía con muy poco dinero y normalmente lo traía casi todo de vuelta, hacía dos horas de digestión antes de bañarme, usaba ropa que heredaba de mis hermanas mayores, jugaba con tierra o bebía agua de una manguera. No, no tuve tablet ni videoconsolas pero, para qué engañarnos, no me hubiera importado tenerlas.
Eso sí, a mí mis padres me ponían los límites con cariño y con respeto. Nunca me pegaron una bofetada, ni me golpearon con una correa, con una chancla ni con ningún otro “objeto contundente”. Lo único que me dieron mis padres fue ejemplo. Ejemplo de diálogo, respeto, paciencia, tolerancia, amor…
Y no sólo tuve una infancia chula que recuerdo con mucho cariño, sino que además soy lo suficientemente crítica como para analizar esa infancia con sus luces y sus sombras, y lo suficientemente pacífica como para no justificar nunca la violencia hacia los demás, y mucho menos hacia un niño indefenso.
No sé si soy “normal”.
Lo que sé es que soy feliz.

Carolina Ledesma Alba, maestra y madre, experta de la Pedagogía Blanca

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Últimos posts

1 comentario en “¡Atención nostálgicos!”

  1. Me encanta!!!
    Ojalá todos los niños del Mundo tuviesen la misma suerte que tú.
    Ojalá todos quisiésemos a nuestros hijos tanto que fuesen capaces de cambiar las cosas.
    Gracias, Carolina.

Los comentarios están cerrados.

Clase gratis online.

Elige el día y hora que mejor te va. ¡Accede en cualquier momento! Regístrate ahora y disfruta de la grabación de una de nuestras clases más un regalo especial que hemos añadido al final de la misma. ¡Te va a encantar!